domingo, octubre 24, 2004

De máquinas de calcular


Hay días en que me levanto
con pólvora encendida en los ojos.
Hay días en que me levanto lejos
en las profundidades cóncavas
de un espejo detrás de otros espejos.
Tengo auroras llenas de velocidades
supersónicas de un pensamiento.
Hay días en que me levanto con
rápidos círculos formando esferas.
Hay días en que me levanto
todo en volumen brillando en
sólidos horizontes sin fin.

Hay días en que me levanto
dormido de pies,
en que me levanto borrado.
Hay días en que me levanto en cero,
de movimientos inmóviles
de pasos inciertos sin peso.
Hay días en que me levanto
autómata de carne,
en que me levanto hueco.
Hay días en que me levanto
brazos y piernas,
muslos y sexo.
Hay días en que me levanto sexo.

Hay días en que me levanto
separado del mundo,
en que me levanto en ruinas,
en que me levanto en piedras.
Hay días en que me levanto musgo,
hay días en que me levanto Ella.

Hay días en que me levanto Dios.

Hay días en que me levanto último,
en que me levanto menos.
Hay días en que me levanto muerto
todos los días de mi vida.

CHARLES PIERSON.


Menudencias aritméticas invitadas.

Llevo unos días escudriñando en los estantes más recónditos de cuanta librería de viejo veo. Busco material para escribir un tutorial mecánico-operativo de las máquinas de calcular «BURROUGHS» y «BRUNSVIGA». Ambas antiguallas realizan sumas, restas, multiplicaciones y divisiones, aunque su método operativo hoy pueda parecernos un intrincado trabajo de bordado. Operando con restas en la primera, he advertido que para su resolución se hace indispensable el olvidado termino de complemento aritmético de un número, que no es otra cosa que lo que falta a ese número para ser igual a la unidad de orden inmediato superior al de la primera cifra de la izquierda. El complemento de 436 es lo que le falta para ser igual a 1000: 564 por lo tanto. En realidad, basta con restar de 10 la primera cifra significativa de la derecha, restando las demás de 9. El complemento aritmético , entre otras cosas, permite transformar una resta en suma.

Así, la BURROUGHS resta sumando. Suma el minuendo con el complemento del sustraendo, precedido este complemento de todos los nueves que quedan a su izquierda. Tal que la resta 7.287'80 - 512'70 = 6.775'10 (complemento de 512'70 = 387'30), aparecerá, en el papel impreso por la máquina, en la forma siguiente:

7.287'80
999.387'30
006.675'10

También efectúa la multiplicación convirtiéndola en una suma, pero eso se sale de los limites a los que pretendo circunscribir esta posada. Claro que, conociéndome, seguramente terminare con el culo al aire tras las tapias de cualquier parvulario. No estoy aun ducho en el tema, pero así, a primera vista, yo diría que la BRUNSVIGA es la de manipulación más compleja: varillas pa'ca, varillas pa'lla; carro a diestra o siniestra; manubriazos a destajo...

¿Pero a qué viene esto?, os preguntareis los lectores que habéis nacido con preguntas en los labios. Os respondo: Simplemente a que por mor de ese juego de espejos que formaliza los procesos mentales recordé, de sopetón y con perplejidad, alguna de las propiedades con las que nos obsequia el modesto número nueve... Dentro del caudaloso corpus matemático que corre por la red quizá esto os parezca una chusca infantilada. Me la suda si es así, puesto que igual me acomodo y divierto al escribir sobre Alcuino de York que sobre Lobachevskiy, de química en superficies e interfases que de la igualdad entre triángulos. Así es la soga que a vosotros me une.


novem, nove, nine, neuf, neun, NUEVE.

De una u otra forma, con matiz acentuado o hecho humo, todo lo que sobre el nueve he visto por ahí es poco menos que nada. Y además aberrante, mierdoso, falso y malo, que donde mas abundosas son las menciones es en panfletos de numerologia, astrología o magia. Menudo panorama; parece que no haya pasado el tiempo y nos encontremos en aquella Roma caldeizada y supersticiosa a la que Juvenal criticaba: «Todo cuanto les anuncia el astrólogo, dice hablando de las romanas, les parece que viene del templo de Júpiter Amón, pues en Delfos acabaron los oráculos». Más adelante, en la misma sátira, advierte el poeta al lector que evite el encuentro con las mujeres que tengan siempre en su mano efemérides más lustrosas que el ámbar; de las que saben tanta astrología que no consultan, sino que son consultadas; de las que se niegan a acompañar a sus esposos a la ciudad o al campo, en cuanto ello sea contrario a los números de Trasyla. ¿Sienten en el ojo alguna molestia por habérselo restregado? Pues antes de aplicar ningún remedio, han de consultar su libro; si está enferma en la cama, nada de consultar a quién lo pueda remediar, sino tomar alimentos únicamente a las horas marcadas en su apreciado Peterosis (astrólogo egipciaco autor de un tratado de Astrología al que dio su nombre). En fin, a cada crédulo... su pícaro y su negocio.

Lo que sigue, en cierto modo, podría considerarse como continuación DE LAS CUALIDADES QUE HACEN A UN NÚMERO DIVISIBLE POR OTRO-S, epígrafe comprendido en la posada que os puse el 25 de diciembre del pasado año. Vayamos al grano:

PRELIMINAR 1.- Un número formado por la unidad seguida de ceros, es un múltiplo de 9, más uno.

10 = 9 + 1 = 9 X 1 + 1 = Múlt. 9 + 1
100 = 99 + 1 = 9 X 11 + 1 = Múlt. 9 + 1
1000 = 999 + 1 = 9 X 111 + 1 = Múlt. 9 + 1

PRELIMINAR 2.- Un número formado por una cifra cualquiera seguida de ceros, es un múltiplo de 9, más el valor de dicha cifra.

Sean, por ejemplo, los números 30 y 800:

30=3X 10=3(Múlt.9+1)=3XMúlt.9+3X1=Múlt.9+3
800=8X100=8(Múlt.9+1)=8XMúlt.9+8X1=Múlt.9+8

CONCLUSIÓN.- Un número es divisible por 9 cuando lo es la suma de sus cifras.

Fijémonos, por ejemplo, en el número 8.537, que bien podemos representar bajo la forma 8000 + 500 + 30 + 7. Según PRELIMINAR 2, obtenemos:

8000 = Múlt. 9 + 8
500 = Múlt. 9 + 5
30 = Múlt. 9 + 3
7 = 7
--------------------------------
8537 = Múlt. 9 + (8 + 5 + 3 + 7)

Tal igualdad muestra que el primer miembro será divisible por nueve solo en el caso de serlo la suma contenida en el paréntesis del segundo miembro. Pero siendo la suma total del segundo miembro igual a 23, número que a las claras no es divisible por 9; tampoco lo será, como es lógico, el número 8.537.

Con semejantes antecedentes podemos encontrar el resto de una división por 9, sin tener que efectuar la operación, sumando únicamente las cifras del dividendo. Si la suma es menor que 9, ésta será el resto buscado; si resulta mayor, se suman sus cifras, sucesivamente, hasta obtener un número menor que 9.

Veámoslo con el número anterior como ejemplo:

Resto de 8.537 : 9

8 + 5 + 3 + 7 = 23
2 + 3 = 5

Lo cual resulta de aplicar la conclusión arriba apuntada:

8.537 = Múlt. 9 + (8 + 5 + 3 + 7) = Múlt. 9 + 23 = Múlt. 9 + (Múlt. 9 + 2 + 3) = Múlt. 9 + 2 + 3 = Múlt. 9 + 5.

Y esto, el resto de la división por nueve, tiene aplicación en la comprobación rápida de la exactitud de las operaciones aritméticas. Pensemos en que el modo "canónico" de efectuar una prueba de exactitud, se funda en una igualdad, uno de cuyos miembros es una suma, un producto o una potencia (Ejem. A - B = C, A = B + C; A^1/2 = B (con resto R), A = B^2 + R). Operaciones, estas del paréntesis, que pueden transformarse sustituyendo los números por sus restos.

Veámoslo con un ejemplo:

Comprobar que 72.425^1/2 = 269, resto 64. Donde ha de darse que raíz al cuadrado (269^2) + Resto (64) = Radicando (72.425).

Operando con los restos, (269 = R.8^2) + (64 = R.1) = 65, 6 + 5 = 11; 1 + 1 = 2, que coincide con el radicando y da fe de la exactitud de la operación. Más claro:

Radicando: 72.425 = 7+2+4+2+5 = 20 = 2+0 = 2
Raíz: 269 = 2+6+9 = 17 = 1+7 =
8
Resto: 64 = 6+4 = 10 = 1+0 = 1

Raíz al cuadrado + Resto = Radicando
8^2 + 1 = 2
64=6+4=10=1+0=
1 + 1 = 2

A esta propiedad del resto de la división por nueve aplicada a comprobar la exactitud de operaciones aritméticas la llamábamos en el colegio prueba del nueve. Con esto, como casi con todo, se puede trampear para demostrar que su exactitud no es irrefutable. Veamos un caso atinente a la multiplicación.

3546
X587
---------
24822 + 283680 + 1773000 = 2081502, resultado correcto y asi expresado porque el puto editor no medeja ponerlo a mi aire. Y cuya comprobación mediante lo expuesto es cierta e irreprochable.

Escribamos ahora el producto de la siguiente manera:

3546
X587
24822
28368
17730
-------
70920, resultado incorrecto, aunque su comprobación mediante lo expuesto le muestre como cierto.

Bueno, esto es tan burdo que, hasta el más desavisado de los desavisados observara, a primera vista, que el segundo resultado es del todo imposible, puesto que 3546 X 587 es igual a:

3546 X 500 = 1773000 (como mínimo)
+ 3546 X 80 = 283680
3546 X 7 = 24822
2081502.

Lo cual no cambia nada y nos permite asegurar que la prueba del nueve no se ajusta a los cánones científicos de exactitud necesarios para darla por valida. Eso si, todo aquel que opere con buena fe y necesite de ella, bien puede considerarla como "exacta". No recuerdo situación de emergencia en la que me haya fallado.


YA EN ELLO, UN INTERREGNO MÁS UN PAR DE NOTAS HISTORICAS:

Hace un viento como para salir a la calle lastrado con piedras en los bolsillos. El sol debe andar por ahí, tocándose los cojones. Por menos, cuatro membrillos corrieron la voz de que había desaparecido la isla Tortuga. Dios, ¿es posible que alguien con dos dedos de frente se lo creyera?. Ningún huracán ha hecho ni hará desaparecer una isla, aunque esta no sea más grande que mi culo; esto, porque a parte de ser físicamente imposible, ¿como cojones lo iba a hacer y a donde se la iba a llevar?. Una isla únicamente puede desaparecer por un "accidente" tectónico (incluyo la posibilidad de que el "peazo" tierra tenga comunicación con una región profunda donde se encuentren lavas y gases, que se encuentre, quiero decir, sobre una zona dislocada, volcánica...), por la apertura -simplificando al máximo- de una falla que por gravedad la engulla. Ni el deshielo de los putos polos la hará desaparecer, puesto que la sumerge, pero no la acaba . Pero la cosa, que salió en algunos diarios (lo leí en uno pretendidamente serio que me entregó con el aperitivo una gachí de rasgos orientales de Lufthansa), me ha llevado a preguntarme donde cojones estudiaron sus bien pagados redactores. Lo se, lo se; la pregunta es retórica y vana, puesto que los del oficio (salvo excepciones temporales y puntuales que con los suyos en el machito dejaran de serlo) son adjuntos del dinero primero, y de las apetencias políticas del propietario luego. Con todo, una cosa he de reconocer a esta caterva de indocumentados: La maña que se dan para hacernos creer que la libertad de prensa es un bien, trascendente e inalienable, necesariamente permisivo con toda sandez, desvarío, fantasmada, mentira, calumnia o jilipollez que les salga del nabo. Y una mierda pa'tos ellos, capaces de exhibir una ignorancia autentica, porque saben que nadie que no sea un francotirador solitario les ha de pedir cuentas. Ya se sabe: En el país de los ciegos el tuerto es el rey.

- Usted es que se encalabrina por nada, don Cirdan.

- Ya lo sé, doña Remedios. Lo siento. Se conoce que con el cambio de estación los grillos se refugian en mi perolo.

- Pues en adelante aplíquese el cuento.

- Lo intentare, doña Reme; lo intentare si es que otra tontería no me puede...

- Que no lea usted más tanto papelucho..., esa es la solución.

- Usted manda, doña Remedios. Ahora pirese a regar las plantas y déjeme continuar.

- Aquí, en su casa, lo que hay es mucho desgobierno, señor Cirdan.

- ¡Chits!... ¡Chits!...

Un momento. Llaman a la puerta...

Era mi vecina Lore. Me ha pedido que cuando salga a copichuelear con la suicida cuadrilla prostatica la consiga, del Hospital Militar, una docena de cajas de aspirinas. Esta mujer toma las aspirinas como si fueran lentejas estofadas. Me tiene dicho que son para la artritis con la que la edad y los fríos alemanes la han tatuado. Dice una canción que va al dedillo con su caso: «Cumplió años. / Y subió entonces a su casa / tejado de carne y hueso, / la enfermedad / de afiladas plumas y ayes tronitosos». Yo creo a Lore. Tiene su punto de razón. En realidad la jodida aspirina es un alcanoato de fenilo fisiológicamente activo, puesto que su "formación" esta basada en la acetilación del ácido 2-hidroxibenzoico, o ácido salicilico. Luego, que actúe como antiinflamatorio, particularmente para la artritis, se debe a su actuación como inhibidor de la síntesis de prostaglandinas, unas sustancias hormonales muy suyas que se entrometen, para bien o mal, en el ejercicio de numerosas funciones biológicas: léase estimulación muscular, inhibición de la agregación de plaquetas, reducción de la presión sanguínea y potenciación de las reacciones inflamatorias; por cierto, las PG también son inductoras del parto.


TRIPS TO THE ADSURDITY. O COMO ENCONTRAR UNA DISCULPA PARA HABLAR DEL ARROZ CON LECHE.

Mierda, otra vez se me ha ido el oremus. Tanta frecuencia es preocupante; un día de estos voy a tener que hacérmelo mirar. Mañana no, seguro que no. Mañana los hablatines y erráticos panolis del "Pentágono Volador" banqueteamos. Lo hacemos dos veces al año -en marzo y en octubre concretamente- y no es cosa de que la ocasión, por cuatro salidas de pata de banco, se me escape de entre las manos. No esta el ámbito cultural del país para tales frivolidades. Tengo la suerte, además, de que en la presente convocatoria no este -estatutariamente- obligado a pasar por el trance de discursear. Otro lo hará, y esta vez sobre ese principio inflamable que la historia conoció como flogisto.

No quisiera dar tijeretazo a este desaliñado gori gori sin enteraros, por puro regusto y banal complacencia (es decir por cabrón), del menú que para la ocasión nos han ofertado. Venga, sin complejos ni hostias aquí va:

APERITIVO
Canapés, Bolitas de Jamón, Lomo Ibérico, Buñuelos de Sesos y Espárragos.

PRIMER PLATO
Langostinos Cocidos, Rollitos de Salmón Ahumado, Relleno de Gulas y Tartara
ó
Pochas Frescas en Salsa Verde con Almejas*
ó
Revuelto de Trigueros, Setas y Gambas con Picatostes y Salsa Vizcaina
ó
Alcachofas Rellenas de Magro

SEGUNDO PLATO
Lubina Rellena de Pescado y Marisco en Salsa de Puerros
ó
Darne de Merluza a la Sevillana
ó
Lechazo Asado en su Jugo con Patatas al Horno*
ó
Entrecote de Ternera Plancha con Guarnición y Salsa Holandesa
ó
Cochinillo Frito al Estilo Extremeño

POSTRE
Sorbete de Limón al Cava
ó
Crepés Rellenas de Natillas al Ron
ó
Mousse de Chocolate al Licor de Naranja
ó
Melocotón de Calanda en Vino Especiado*
ó
Leche Frita con Nueces y Miel

VINOS: CARIÑENA
Monte Ducay Tinto y Rosado D.O.
Aguas Minerales

Con asterisco (*) lo que donde cabe opción he elegido.

Otra cosa: Estas comidas de andar por casa son el único modo posible de reunirnos, de cuando en cuando, docena y media larga de colegas y amigos. Entonces, cada cual según su genio (bronco, opaco, subversivo, triste, humorístico, fatigado, soberbio, desmesurado, prosaico, conformista...), advierte como mediante la amistad y el poder purgativo de la palabra surge una cosa nueva. Una cotidianidad acaso olvidada y provisoriamente distinta. Es la hora de los desquites, el momento oportuno para empatizar con los colegas y mandar a tomar por el culo a todo lo descolorido y romo de la vida: A los zafios políticos que nos revuelven las tripas con su inocultable ambición y su diaria dosis de "vinaigre des quatre voleures"; a la familia que se prende de nuestros testículos con garras de terciopelo; al superior que dependiendo de nosotros nos ningunea y desprecia; al hijoputa con el que nos cruzamos todos los días en la calle; a los achaques que la edad nos va metiendo por las uñas de los pies; al atristado currito bancario cuyo único mérito es la persistencia y un metafísico don de la ubicuidad; a los tipos ostentosos y triviales a los que por educación aguantamos; a las putarracas lenguaraces que se hacen presentes en las malas ocasiones; a quienes fervorosos y devotos dejan la baba por servirnos y luego nos apuñalan; a los deletéreos conformistas que todo lo fían al mañana; a quienes a ustedes les de la gana. Y esto, este fuego de verdad y vida que, seguramente perentorio y precario prende en nuestra apática mismidad, es bueno. Bueno porque nos confiere estatura "humana". Luego... Luego, allá cada uno con su guisar y comer. Con sus principios. Con su almario...

DE MAESTROESCUELAS Y UN SEÑOR CALCULISTA.

Prueba de Ries, llamaba mi querido maestro don Tadeo a esta prueba del nueve de la que hace rato vengo hablando y que, en sentido figurado, ha pasado al idioma como contundente remache de la exactitud de alguna cosa. No le faltaba ni un punto de razón a mi enciclopédico maestro y mentor, que fue un tal Ries, de nombre Adam, quien "popularizo" la formula allá por el siglo XVI. ¡Ah, los viejos maestros de mi infancia!. Cuanto les debo. Que bien me enseñaron, de que manera pusieron palabras fecundas en mi dura mollera, con que paciente minuciosidad me mostraron lo útil y significativa que es la cultura. Ahora, después de tantos años de rotaciones y espectáculo, recuerdo a don Tadeo de velludillo y boina, con las camisas de quita y pon estragadas por la lava de aquel apestoso tabaco que fumaba; o en aquel guijarral al que llamábamos patio de recreo, las manos a la espalda, si es que no las ocupaba en disolver a bofetadas (contundentes, sonoras, secas) los abusos y tumultos de los más bravos, caminando en precisos círculos con el ceño fruncido, ensimismado en sus cosas, ajeno al vocerío de aquella puta banda de adocenados maleducados que éramos.

Su pasión y oficio el "calculo". Jornadas hay, muchas, en las que no cata lecho hasta el canto de los gallos, tantos son los asuntos de cuentas que, sin desmayo y con tiempo para engendrar diez hijos, maneja a la pluma o con su plancha rayada de cálculo (Estamos en una época en la que se calculaba sobre un tablero, utilizando cuentas o fichas de cálculo. Este tablero debéis de imaginaroslo como un esquema para números agrupados en forma de líneas: Las unidades, las decenas, las centenas, los millares... se representaban con fichas sobre las líneas; las cinco unidades, las cincuentenas, las cinco centenas..., con fichas entre las líneas, en los espacios por mejor decir). Tiene el don de hacer a la ardua aritmética comprensible y por tal viaja mucho y es respetado do quiera que valla. Ejemplar contable, nada descubre y poco innova; su afán primero es quitar filetes a la rosca excesiva de las operaciones fundamentales. Es antes que nada un simplificador, un maestroescuela que allana el camino a sus escolares, que lo son todos sus coetáneos. Odia el engaño con el que el fárrago algoritmico envuelve al común y escribe que su pretensión es "que con ella -refiriéndose a su obra la Coss- el hombre normal y corriente no sea llevado a la orilla" (liado, engañado, mangoneado, obsequiado con gato en lugar de liebre). Se llama Ries, Adam, y nace próximo a aquellos días en los que Colón se cita con la historia, en Staffelstein, Franconia, una región mesetaria de sedimentos mesozoicos, que ha desempeñado un papel relevante en el tránsito entre el Danubio y el Rin, entre la Alemania del S. y la del N.

Por chuflas del oficio, muy de cuando en cuando servidor franconiavaguea por los serenos paisajes que Ries viera, aunque generalmente, por la propia dinámica de lo que allí me ha llevado, no esté para detenerme demasiado al calor de tal hoguera, que suelo andar en tratos con cabezotas, serios y anodinos, que gustan de publicitar su turbio cotarro sin una pavesa de gracia ni de poesía, tal que así: "Voith hydraulic transmissions, torque converters, DIWA and DIWA-matic hydro-mechanical transmissions, fluid couplings, axle drivers, cooling units, hydrodynamic brakes, hydrostatic equipment, mechanical gearboxes and high performance universal joints...". Y esto con todo tipo de detalles y en un papel que rezuma un lujo escandaloso. Jactancia que me la suda, pues como todos aquellos que han llegado al uso de la razón poética, gusto menos del continente que de el contenido. Queréis un ejemplo de imaginación mercantil y promocional?... Sea. Aquí os dejo unos textos copiados a la letra de esas bastas hojas volanderas que, al albur de los vientos, se nos enredan entre las piernas en las calles de cualquier ciudad:

VENDO PERRO SIN PREJUICIOS
DE PRONTO HACER AL AMO
COME LO QUE LE LLEGUE A BOCA
SILENCIOSO Y CUMPLIDOR

ABANICOS LA VANIDAD.
MÉTASE AIRES DE GRANDEZA!!
ESTAMOS EN PLAZA EL ANGEL
A PARED CON EL CUATE JUAREZ.

SE VENDE SOMBRA AL SOL EN
XOCHIMILCO
RAZON: VIRNA LA TAMPIQUEÑA
VIUDA DE FIDEL EL ESTIRAO
TAMBIEN DICHO EL COJO DEL CICLON
DE QUINTANA ROO

DANZONERA LA BALASERA
SE OFRECE PARA
EVENTUALIDADES CONSPICUAS

MORALES DEJA LOS BAJOS NUEVOS
MORALES ASUELA SIN CLAVO
MORALES ZAPATERO
MORALES POR DONDE EL MANCO DE CELAYA
PREGUNTAR AL GUARDIA

Raras que son las querencias de este vuestro saltabanco, colegas.

Contar aquí por lo menudo la peripecia vital de Ries resultaría poco menos que aburrido, pues fue el típico burgués, pacifico y enemigo de la aventura, que constriño sus pasos a un pequeño circulo de la Alemania de la época bien definido. Si citare, sin embargo, las obras que salieron de su pluma:

1518.- Aparece su primer libro: «Rechnung auff der linihen» (Cálculo en el tablero). A estas alturas Ries ya estaba establecido en Erfurt, matiz importante, pues allí conocería a G. Stortz, futuro rector de la universidad de la ciudad, amigo y gran admirador y publicista de su obra.
1522.- Ve la luz: «Rechnung auff der linihen und federn auff allerley handtierung» (Cálculo sobre las líneas y con el tablero). Este libro, escrito en alemán, sumamente didáctico y metódicamente estructurado, conoció, en cosa de un siglo, numerosas ediciones.
1524.- Da fin a la primera «Coss». Sin que hoy en día nadie se explique por qué, este libro no llegó a editarse. En su posterior versión, concluida en 1550, la "Coss" contaba con 534 páginas manuscritas, hoy a la vista en el
Heimatmuseum de Annaberg-Buchholz.
1533.- Sale al publico: «Gerechent Büchlein auff den Schöffel, Eimer und Pfundgewicht». Ries, que tuvo una escuela de cálculo, posiblemente escribiera este libro de tablas parara usos prácticos, en beneficio de su alumnado.
1536.- Se imprime: «Ein gerechent Büchlein...»
1550.- Aparece el libro de aritmética: «Rechenung nach der lenge auff den Linihen und Feder»


COSAS DE COSISTAS.

En la "Coss", un tratado formulado en el lenguaje sencillo en el que conviven problemas prácticos con otros de carácter más técnico y depurado, y en el que el autor adapta ejemplos sacados de los libros de otros "cosistas"*, Ries alecciona al lector sobre algunos métodos para efectuar la comprobación de varias operaciones. De su favorita, la prueba del nueve, escribe así:

7869
+ 8796
16665

"Haz primero una cruz así (y dibuja una cruz aspada -X-), toma la prueba del número de arriba, la del 7869, colócala en una casilla de la cruz, así (coloca un 3 en la casilla izquierda de la cruz). Toma ahora la prueba del otro número, o sea, la del 8796, que también es 3; colócala en la casilla de enfrente, así (sin comentarios). Suma ahora 3+3 y dará 6; ponlo arriba así: (y muestra gráficamente lo que tan claro explica). Una vez hayas tomado la prueba de los dos números anteriormente mencionados y hayas sumado ambas pruebas, toma también la prueba del número que ha aparecido como resultado (es decir, del número que aparece bajo la raya), a saber: 16.665.
Resta el nueve tantas veces como puedas: queda 6, que colocas abajo en la casilla vacía. Debe quedar abajo lo mismo que arriba, es decir:
(queda el aspa dispuesta con un 3 en las casillas derecha e izquierda, y con un 6 en la superior e inferior).
Obtendrás más o te saldrá menos si no lo has hecho -la operación primigenia, claro- correctamente"

*COSISTAS: El término árabe utilizado para referirse a la incógnita era "shay", que significa "cosa". Al ser vertidos al latín numerosos manuscritos arabes, "shay" pasó a escribirse "xay", de donde por abreviación se obtuvo el termino "x". Otros tratadistas tradujeron "shay" por "res" (cosa en latín), y por tal, a las personas que resolvían cuaciones se las llamaba "cosistas". O eso creo...


¡Fuera ya, hombre!...

Y con mandato tan imperativo, Bros contiene su verborrea, se frota los ojos y hace un calculo de lo que puede le hayan dejado en el frigorífico. Intenta levantar el culo de la silla, más que nada para probar la veracidad de sus previsiones, pero no puede, antes tiene que escupir maldad sobre una noticia que leyó, en el bar que le abastece, durante la comida.

Decía el "papel", aunque tampoco es que le prestara demasiada atención, puesto que al punto escuchaba a un amíguete que le hablaba de la patología que llevó al almirante Gravina a la tumba, que un tipo/a había descubierto una nueva especie de primate en el Congo. Bros es un escéptico y no cree en estas "aurioladas"*, menos aun cuando son de boquilla y no hay pruebas que sustenten lo afirmado, salvo claro está, aquellas que entrando en la categoría de los ensueños, vuelvense todas, a poco que se las examine, en impostura y desatino, locura y charlatanismo.

*AURIOLADA: Vocablo propio que en círculos íntimos frecuento. De Auriol Tolosano. Dicese de los dichos o hechos propios para embaucar a aquellos que son crédulos hasta la enajenación. Por extensión: vergonzosa e interesada noticia o rumor que ofusca el entendimiento y enferma el espíritu de aquellos individuos que de su cerebro hacer tazón quieren. Los auriolistas, más peligrosos para el progreso que los traficantes de narcóticos, deberían de ser considerados por ley como envenenadores de la salud mental. No se hace, ni se hará así, porque toda la clase política que hasta nuestros días rueda es maestra en la especialidad. Dios les borre del libro de la vida y los niños, desde su más tierna infancia, les hagan gestos obscenos. Historia: Maese Stoffler, matemático de tres al cuarto que contó al celebre Melanchton entre sus discípulos, tuvo cojones para predecir, en Tubinga, un diluvio universal para el año 1524. Tal mierda corrió de uno a otro confín, y los crédulos adinerados (vamos, los que tenían algo que perder) gastaronse los cuartos en barcos que les evitaran mojarse el culo cuando llegara el momento. Pero un nota de Tolosa, nombrado doctor "Auriol" y mucho más estúpido que los demás, mandó construir para él, su familia y colegas, nao a imitación de la del zoo del señor Noé. Lo cual que llegado el día, que tocaba en febrerillo loco, y a pesar de hallarse Saturno, Marte, Júpiter y mi culo en conjunción en el signo de Piscis, ni cayó gota ni se vio nublado. Qué hiciera el pobre gilipollas ante tal tesitura lo desconozco, aunque una vez desarmado aquel Titanic de mierda, bien puedo imaginarme el lugar por el que sus socios comanditarios le introducirian los restos del pecio en seco varado.


Nuestras fichas, como las piezas de ajedrez indias mejor confeccionadas, las hemos ido colocando en estos lugares del tablero:

Págs. Personales Universidad de Alicante
http://www.ua.es/personal

CALIFORNIA STATE CAPITOL
http://www.capitolmuseum.ca.gov

Portal Fuenterrebollo
http://www.fuenterrebollo.com

UNIVERSIDAD de los ANDES
http://sistemas.uniandes.edu.co

Universidad Autónoma de Madrid
http://www.uam.es

University of Surrey
http://www.mcs.surrey.ac.uk

Costa Rican Times
http://www.crtimes.com

Universidad de Puerto Rico
http://home.coqui.net/rbetanc

UNIVERSITÄT ERFURT
http://www.uni-erfurt.de

Technische Universität Chemnitz
http://www.tu-chemnitz.de

Annaberg - Buchholz - Die Berg - und Adam-Ries-Stadt -
http://www.annaberg-buchholz.de

the Hubble Heritaje
http://heritage.stsci.edu

"LUTHER IN BRAUNSCHWEIG"
http://www.luther-in-bs.de

Tori Beyer/Paul Nagai
http://www.panaga.com

Y nada más que añadir. Otro día, si tuviera tiempo, os seguire contando más cosas menudas. Salud y a por ellos...
Publicado por Don Gaiferos en 1:05 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas: , ,
jueves, octubre 21, 2004
CIRDAN DICE...

De lo que a un ignorante puede suceder.

Por cuestiones que van más allá de mi corto entendimiento he perdido una posada: la que por reglamento tocaba, por ser exacto. Tampoco es que de servidor se pueda esperar mucho más. Seguramente será porque tengo a la divinidad en contra, que jamas de los jamases he practicado aquella "Comunión Reparadora", aterrorizadora y sin sentido, que la preñada sin concurso de varón pidió a unos pastorcillos que entraron a cagar en una cueva. Digo yo que en vez de a oligrofenicos malnutridos se lo hubiera podido pedir al puto Papa de Roma. Claro, que el susodicho esta curado de mariconadas y protofantasias; lo suyo es mantener el espectáculo, mentir con tiento y cargar a los imbéciles con arbitrariedades y temores inmotivados. En fin, colegas, dejo este simulacro de posada y paso a rehacer la perdida para ponerosla pasado mañana.

Salud

Publicado por Don Gaiferos en 6:41 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Suscribirse a: Entradas (Atom)