domingo, enero 28, 2007

Carta de James Smithson a un amigo II


RECUERDOS SAXIFRAGACEOS (Continuación)

Viene de: Abrí el sobre y la ilustré sobre lo dicho.

Primero mostré la fotografía de la cubierta de uno de los tomos que poseía.

Eva la tomó en las manos y la miró largo rato; sus pupilas, expandidas como una gota de tinta en un vaso de agua, en un vaso de agua clara.

-- ¿Son así todos los demás?. Quiero decir, del mismo formato.

-- Si.

-- ¿Cuantos son en total?

-- No lo sé, yo tengo cuatro, los cuatro que aparecen en esta otra foto. Mírelos, los cuatro iguales, encuadernados con mimo en piel, nervados, grabados en dorado... en oro. En oro de ley. Lo afirmo, porque originalmente los monogramas venían engastados, pero como a uno de los tomos le faltaban las iniciales, hice fundir los demás para grabarlos en hueco. El tipo de letra es el original, por supuesto. El artesano que realizó el trabajo solo tuvo que seguir la huella de los engastes originales. Digo esto porque quiero ser honrado con ustedes.

Monte se rizaba los líquenes de la barba y aprovechaba el tiempo para tomar al milímetro (con ojos que soltaban morcellas actinales) las medidas de la señora Metz. "Ti mangierei tutta", puede que pensara.

Eva Metz se daba mordisquitos blancos en el labio inferior, algo escurridizo; miraba hipnotizada como mis manos divagaban entre papeles.

Sobre la mesa, a mi lado, tenía un buen número de fotocopias tomadas al albur de las páginas de los de los diarios, o lo que quiera que fueran. De vez en cuando alargaba la mano, cogía una, hacia como si la leyera concienzudamente y, cuando daba la impresión de haberla asimilado, leía en alto con voz grave, impostada. Me las sabia de memoria y lo único que hacia, sin esfuerzo, era pasar a "limpio" la letra abreviada y descuidada del mecenas.

El estilo era conciso y claro. Descriptivo al máximo:

“Día aciago. Una ventolera abatió la chimenea del horno de calcinar, y murió el bullmastif Aníbal, y Mary rompió tres de las porcelanas francesas de las que me regaló tu pariente” --- “Por correo de diligencia me escribe Lagrange que han acusado a Lavoisier de usura y apropiacion de fondos públicos. Se dice que todo es venganza de Marat que no entró en la A.C. porque Antoine informó desfavorablemente. ¡Pobre María Ana!” --- “En cuanto despejen los cielos cambiare los rosales con los que estoy experimentando a un lugar más seco y soleado. La pasada primavera apuntaron unas flores demasiado exuberantes de un color desvaído que no me gusto nada” --- “De visita contó mi protegido el Alférez de la señora Woolman que la Armada ha bloqueado el Canal. Será por eso que no he recibido noticias de los carbones que el señor Nayler llevo a Dupont.” --- “Anteayer después del paseo llego el primo Macie. No cabe en si de gozo porque su manceba va preñada. Trajo el primo ron, unos naipes atrevidos franceses y caza de temporada. Por la noche su criado se accidento en la cochera con una escopeta. El doctor Fulton teme que pierda un ojo”--- “El carretero galés que me trae la tierra-roca para estudiar no ha venido hoy, quebró una pierna en las tajaderas del río cuando un gato silvestre dio pavor a una mula. En su lugar vino con el carro un primo que no se sostenía de borracho. No le he pagado por temor a que se lo gaste en la taberna. Mañana enviare a Mary o a Olcot con el dinero” --- “Después de los oficios llego el relojero con una balanza nueva, la ajustamos y probamos que era absolutamente precisa” --- “Mister Keneally que instalo en mi gabinete de trabajo un juego de espejos que aprovechan por orientación la luz natural, partió esta tarde para Amberes a la boda de su hija única. Satisfecho con su ciencia y trabajo le he regalado una pistola y un sombrero y un par de botas de hebilla y quince yardas de tela para su esposa” --- “ Me han llegado letras del viejo Joseph Priestly desde Pensilvania. Dice que va mal de las piernas y que se resiente en la espalda de una caída que tuvo en la bodega cuando colgaba un pernil de tocino. Sigue trabajando y manteniendo las mejores relaciones con Ben Franklin y los señores Jefferson y Washington. El viejo jacobino siempre recuerda agradecido la ayuda que le preste cuando las turbas quemaron su laboratorio y biblioteca de Birmingham. Guardo con el mayor aprecio un libro de química que me regalo cuando era niño, siendo él secretario de lord Shelburne” --- “ Vino a la casa un oficial del señor registrador de la cámara de los tribunales por si el servicio tenía noticias de la que fuera nuestra lavandera K.F.de 17 años, que allanó el hogar de G.F., solterona de 32, y robó objetos por valor de 32 chelines y 9 peniques...”

Mientras leo Eva escucha absorta dando vueltas a una turmalina que lleva en el dedo. Da el sol, y la habitación empieza a parecerme una camara élfica, con las paredes como un antiquísimo amanecer de lava y musgo. Monte sigue el vuelo de un insecticillo como si de un gigantesco saurio alado se tratara, prevenido, con el W.P. del día enrollado fieramente en la mano. Eva lo advierte, se levanta, va, coge un pulverizador y da al alado una muerte atómica e inesperada. Luego se desprende de la chaqueta, bebe agua, se sienta de nuevo y dice:

-- ¿Soy indiscreta si pregunto como consiguió estos "diarios"?

-- En absoluto. Eran de mi abuela. Mi abuela se los pasó a mi madre y mi madre me los pasó a mi. -- Mentí, parcialmente, por no dar asomo al más mínimo conflicto de propiedad. Pues si bien los diarios me los había dado mi madre, estos no habían sido de mi abuela ni por asomo. Habían aparecido entre otros trastos en la casa que mi madre compro junto al Támesis. Casualmente yo estaba allí cuando aparecieron y, consciente de su probable valor y, con permiso de mi madre, me quedé con ellos y con una bonita escribanía portátil del siglo XVII que apareció en el mismo lote de mierda transparedaña.

-- ¿Su madre...?

Adiviné la jodida pregunta.

-- Si vive su madre, quiero decir.

-- ¿Como?

-- Si, perdone. Bueno...

-- Por supuesto, y goza de extraordinaria salud. Mi madre será pocos años mayor que usted. Quiero decir que... que todavía es joven.

-- Su madre es inglesa -- dijo Monte, tuitivo, mirando por mis intereses. --- Por ir al grano, señora; la madre de aquí, de Enrico, nada tiene que envidiar a las damas mas sobresalientes de esta ciudad...

La señora Metz pasó la observación por alto, recogió todos los papeles desperdigados sobre la mesa, los introdujo en una carpeta, puso un adhesivo sobre ella, escribió algo sobre el, introdujo la carpeta en un armarito metálico, volteó el anillo que portaba en el dedo, tosió de fingido, miro a Monte y dijo:

-- Estoy segura de que su aportación será del agrado del consejo. Puede apostar por ello, Enrico.

Cuando deje la habitación Monte la susurraba algo al oído. En lo sucesivo para mi aquello seria una fragancia, un recuerdo verde... saxifragáceo o algo así.

Don Gaiferos (El "don" es imprescindible)

miércoles, enero 24, 2007

Carta de James Smithson a un amigo.


Lo que sigue es parte de un "corpus" mucho más amplio que en su día escribí con Washington D.C*. como motivo. Aunque “ficción”, la parte a mi juicio más interesante, aquella en la que se describe la supuesta carta de J. S. a un amigo, mantiene una incuestionable fidelidad con la realidad histórica que refiere. Es decir, que al margen de las naturales licencias que me he tomado, la narración muestra a personajes que fueron de carne y hueso y pone, no poco empeño, en colocarles en entornos reales.


RECUERDOS SAXIFRAGACEOS. (I de II)

-- Si lo se, no enciendo los habanos.

-- Entra y calla, coño.

Un uniformado delgado como una cuija nos llevó hasta un despacho cubeideo, selvático, arborescente, opresivo con tanta planta excesiva. Una mujer con traje sastre color corinto nos ofreció asiento. Nos sentamos; yo, junto a la puerta; Monte, en el lindero del bosque.

-- No se lo tome usted a mal -- empecé diciendo --, pero tenía entendido que con quien debía de entrevistarme era..., era un hombre.

La mujer, que andaría por los cincuenta, me observó con ojos que podían mirar con indiferencia absoluta.

-- En efecto, con mister Filchner -- dijo con voz agradable -- Pero por asuntos personales, mister Filchner ha tenido que desplazarse a Baltimore, al "Loyola College"*, concretamente -- Se giró un poco y apagó la pantalla del ordenador, verde también. Verde sobre verde. Tenía la pierna larga y fina -- Yo soy, Eva Metz, su ayudante. Tengo autorización para ocuparme sin reservas de todos los asuntos de esta oficina -- concluyo. Y su melena brava como rama alta, fue como un relámpago oscuro, carbonífero.

-- No me quejo, señorita Metz, ocurre que...

-- Señora -- advirtió --, y puede llamarme Eva. Eso facilitara las cosas, dará más fluidez a la conversación. Usted es Enrico Guerrero, ¿no es así?

-- Sí, y él -- señalé a Monte con un gesto de la mano -- , Bruneto Montefiascono.

Monte se mediolevantó de la silla e inclinó la cabeza. Al sentarse arrimó su silla a la mía y miró con aprensión a las plantas, como si temiese ver surgir de entre ellas a un tigre malayo.

-- Decía, Eva, que pensaba en el señor Flichner porque traigo una carta de presentación para él. La remite un común amigo de Madrid, un antropólogo forense que se formó aquí, en esta casa*.

Le tendí la carta. Encendió una luz supletoria y cruzó las piernas. Mientras leía, la contemplé a placer. "Caray, que medio siglo tan bien llevado", pense. Eva Metz era una adorable mujer que, ya digo, rondaría los cincuenta, de ojos bellísimos y ojeras cómplices; arrugitas diáfanas, nobles, expresivas, emanadas del gesto amoroso o de la risa cordial y tranquila. Eva Metz, pese a la edad, era capaz de producir la misma lujuria pagana, filistea, que aquella inolvidable Hedy Lamarr* de "Sansón y Dalila"*. Eva Metz, dejó la carta sobre la mesa y me miró con ojos brillantes, ambiguos, portentosos. Luego se giró, encendió el ordenador, comprobó algo y asintió silenciosa. Me miró de nuevo y dijo:

-- ¿Le importaría adelantarme algo?

-- Con mucho gusto -- dije, e hice una seña a Monte para que me pasase la carpeta que sujetaba sobre el regazo. Saqué un sobre entregrueso y lo dejé sobre la mesa.

-- ¿Y esto? -- dijo ella.

-- Material para que examinen. Fotocopias y fotografías... tomadas aleatoriamente. Proceden de una especie de diario que llevaba James Smithson*; ya sabe, el inglés con cuya herencia se financió la construcción de esta institución.

Monte se levantó, cogió un vaso de plástico y se sirvió agua de una ventruda bombona con dosificador automático. Todos los verdes que se sobreponían en el vaso serpearon por su mano como una hidra liquida.

-- ¿Un diario intimo? -- inquirió Eva, después de un silencio de matices silvestres.

-- No, no exactamente un "diario" intimo. No, eso no. Más bien, una especie de dietario en el que anotaba sucesos cotidianos: El trabajo que hacia, las visitas que recibía, pagos, sucesos que acaecían a sus conocidos, compras..., cosas de esas. A veces copiaba extractos de cartas que recibía y, más adelante, días, incluso semanas, escribía la respuesta. Digo yo que en el ínterin la meditaría.

Eva puso una cara de curiosidad como la de esos bichos parlantes que salen en las fábulas de La Fontaine*.

Abrí el sobre y la ilustre sobre lo dicho.
Continuará


CORRESPONDENCIAS (*):

Washington (Distrito Columbia).
Loyola College.
Hedy Lamarr.
Sansón y Dalila.
James Smithson.
La Fontaine.

Don Gaiferos (El "don" es imprescindible)

domingo, enero 21, 2007

Newton Estampillado.



P.Adamuccio, un colega al que conocí hace más de veinte años en un antro de Glasgow en el que Deacon Blue estrenaba tablas, me ha enviado desde Milano, su lugar de residencia y de origen, y junto a otras cosas que le solicite y no hacen al caso, un álbum de 52 paginas con facsímiles -moderadamente ampliados- de sellos cuyo motivo facial es Newton.

No sabia yo que los servicios postales de todo el mundo tuvieran querencia tan extrema por el viejo rastacuero. Claro que a uno la
hermenéutica de los editores y coleccionistas de sellos se le escapa de las manos; cosa de locos le parece la metódica compulsión acumulativa de los últimos. Qué le vamos a hacer.

Si los primeros sellos -tal como los conocemos- aparecieron en Gran Bretaña el 6 de mayo de 1840, tened por seguro que al día siguiente, jueves, eran ya objeto de colección. En los primeros -uno negro de penique y otro azul de doble valor- tengo entendido que salía la efigie de “
Vicky la Copiosa”, razón suficiente para que la británica grey, tan colgada de "su" monarquía, se dedicase a su conservación y guarda. Entre los primeros coleccionistas de estos adminículos se cuentan las muchachas de Londres, que al parecer los recogían para decorar sus habitaciones. A simple vista se diría que hay mas sellos que estrellas. Natural. Todo país parece emitir estas estampitas como signo de soberanía. De ahí que a gobernantes de un territorio poco mas grande que mi culo se les haya ido la mano en la emisión de lo que se conoce como series filatélicas. Se conoce que para estos patriotas con cuenta en Suiza renta mas una "prensa caliente" que los resultados de un plan de desarrollo.

No temáis, ya suelto bocado, que no esta entre mis planes emperrarme con la cosa esta de la filatelia y sus derivados. Ahora toca Newton, o, por mejor decir, una explicación racional de la estampilla que ilustra esta posada, o capillada como diría el
Padre Isla y deberíamos de decir todos.

O sea que la estampilla citada (manzana más esquema geométrico), claramente deja ver, aunque obviáramos la leyenda, que viene a representar la ley de gravitación universal. A ello voy.

A Newton, aclaro, ni le tocare, pues son tantas las paginas en las que le he glosado que vengo a sufrir de lo que se conoce como empacho newtoniano.

Conocidas a partir
Keplero las leyes que gobiernan los movimientos planetarios, Newton -ese señor con nombre de electrodoméstico que, sin que nadie explique su gran mérito sale, desde en los silabarios hasta en las cajas de cereales- se dio al calculo de la fuerza causante de tales viajes orbitales. En fin, que coge el tío, se pone a hacer números y halla que su valor venia dado por:

f = Gm1 m2 / r^2 ; (G = const.)

Siendo m1 = masa del Sol; m2 = Masa del planeta; r = distancia entre los centros de ambos.

¿Pero de que huevo sale semejante polluelo?

Veámoslo sin adornos ni complicaciones. Ah, tener en cuenta que para simplificar admitiremos que las órbitas planetarias son circulares y, por lo tanto, su movimiento circular uniforme.

Si v1 es la velocidad lineal del planeta P1, aplicando la ecuación del movimiento circular uniforme obtendremos: 2∏r1 = v1T1; v1 = 2∏r1/T1; valor que podemos sustituir en la ecuación de la aceleración centrípeta (a = v^2/r ) para obtener:

a1 = 4∏^2 .r1^2 / T1^2 r1 = 4∏^2 r1 / T1^2

Para otro planeta P2, obtendríamos:

a2 = 4∏^2 r2 / T2^2; dividimos ahora ordenadamente:

a1/a2 = (r1/r2) • (T2^2 / T1^2); que de acuerdo con la
tercera ley de Kepler (El cuadrado del periodo de cualquier planeta es proporcional al cubo de la distancia media del planeta al Sol), podemos transformar en:

a1 / a2 = (r1 / r2) • (r2^3 / r1^3) = r2^2 / r1^2; es decir:

a1 r1^2 = a2 r2^2 = .... = k o a = k / r^2.

Siendo k una constante, idéntica para todos los planetas. Luego un planeta de masa m, estará sometido a una fuerza centrípeta:

F = ma = Km / r^2.

Lo que quiere decir que un planeta es atraído con una fuerza directamente proporcional a su masa m y al inverso 1 / r^2 del cuadrado de su distancia al Sol. Evidentemente, otro tanto ocurre con el Sol, que será atraído por una fuerza directamente proporcional a su masa M y al inverso 1 / r^2 del cuadrado de sus distancia al planeta. Su valor será:

Fs = K M /r^2 ; la cual, en virtud del principio de acción y reacción será igual y opuesta a F. Ahora, si comparamos los valores de F y de Fs, resulta:

KM = km o K / m = k / M = G (const.)

De donde podemos deducir que:

K = G m; k = GM

Con lo que podemos concluir el valor de la fuerza F:

F = G Mm / r^2 ; es decir:

f = Gm1 m2 /r^2, como especificamos unas líneas más arriba.


* * * * * *

Newton fue de los primeros en reconocer la importancia del movimiento circular. Imaginándose un "monte más alto que el horizonte" desde cuya cima se arrojan piedras con velocidad creciente ( El Sistema del Mundo[1], proposición 3 y siguientes), demuestra que cuando un cuerpo se mueve con velocidad constante (v) según un círculo de radio (r), adquiere una aceleración de valor v^2 / r dirigida hacia el centro del círculo. Antes que Newton, otros habían propuesto la existencia de la llamada Ley de la Gravedad, pero fue él, solamente él, quién probó que únicamente una fuerza que variase inversamente con el cuadrado de su separación era compatible con las órbitas elípticas observadas por Kepler. A más de esto, Newton aventuró que tal fuerza existía entre dos objetos cualquiera del Universo. Newton publicó (o al menos se la entregó en mano a Halley, su editor) su teoría de la gravitación en 1686, pero hubo que esperar un siglo para que su compatriota Henry Cavendish determinase experimentalmente el valor de G .

* * * * * *

NOTAS:

1.- De “El Sistema del Mundo”, se pueden encontrar múltiplesy variadas ediciones. Las hay muy sesudas, fieramente anotadas, millonarias en descripciones y datos de todo genero; pero también las hay de una modestia franciscana. En su esencia: 76 proposiciones, más un par de tablas, más V Lemas, más II problemas, la maravilla no ocupa más allá de 80 páginas en el formato habitual de los libros de bolsillo. La edición de 1986 que he utilizado para esta posada (Isaac Newton: El Sistema del Mundo.- Traducción, introducción y notas de Eloy Rada García.- El Libro de Bolsillo. Alianza Editorial. Madrid) puede encontrarse en algunas librerías de saldo por menos de 2€. ¡No esperen más!

Don Gaiferos (El "don" es imprescindible)


Publicado por Don Gaiferos en 6:16 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas:
lunes, enero 15, 2007

Sacauntos y Turulatos con Fermi al fondo.



Que España, toda ella, va camino de convertirse en una academia, o en un campus universitario mas exactamente, o definitivamente en la reserva cultural y científica de Occidente, es una cuestión que a pocos se les escapa y, si se quiere, de "numero" y revelada al apocalíptico modo. La transubstanciación, porque transubstanciación es convertir a un chatarrero de Tiznit, o a un recolector de copra de Dahomey, o a un destripaterrones de Fumbam, o a un carretero de Kolwezi, o a un pescador del Napo, o a un delincuente de medio pelo de Toplita, convertirles, digo, en certeros sabios con parroquia y escuela propia, parece cosa de los días.

Y he evitado -a propósito- citar a la garambainista
avifauna indígena, porque habiendo dado ella, lista que es en su egoísmo e imparable locura, con maestros Socaliñas de bolsa insatisfecha dispuestos a amparar -por un dracma de mas- su desalmada vanidad, su avaricia, su anormalidad conceptual, su bobería y atolondramiento, libran hasta de tener que ocupar sus maltrechas neuronas en cagarrutas curriculares.

¡
Y voto a Dios que así les va tan ricamente! Digo yo, y aquí viene la contradicción, que será porque entre la gens hispánica hay mucho paturrela de los que saluda escarbando hacia atrás con el pie izquierdo. En fin, la cuestión me supera... Veamos ahora una de esas señales apocalípticas de las que he empezado hablando:

Insípidos holgazanes -o sus voceros, muñidores o novicios- han tenido la ocurrencia de introducir en el buzón de casa una variedad de anuncios que, entre un zafarrancho de recuadros, tipografía varia, signos de admiración y grabados incomprensibles, vienen a prometer con prosa barbitúrica el sumun de la milagreria mediante poderes de naturaleza no revelada. Resulta curioso que en todos los casos el firmante se proclame, en mayúsculas y con letrones que apabullan y espantan, como "PROFESOR" aventajado en esta o aquella delirante disciplina.

Tres de estas ocurrencias ectoplasmaticas tengo sobre la mesa, siendo sus promotores los profesores Armor, Yusuf y Kisma. La de este ultimo, y sin que me atreva ni siquiera a imitar su tipografía, dice así:

PROFESOR KISMA
VIDENTE, FUTURÓLOGO Y CURANDERO
Con rapidez, eficacia y garantia
EL Maestro Chamán africano Gran Medium espiritual magico con
poderes naturales, 30 años de experiencia en todos los campos
de Alta Magia africanos, resuelve los problemas y dificultades,
por difícil que sea: Enfermedades crónicas, judiciales,
matrimoniales, conocedor de los secretos, proteccion, depresión,
mal de ojo, limpieza, suerte, romper ligadura, impotencia sexual,
y lo mas eficaz para recuperar la pareja y atraer personas
queridas, encontrar pareja, amarres y cualquier problema
matrimonial. El tiene los espiritus mágicos más rápidos que existen
y cualquier otra dificultad que tengas en el amor la soluciona
inmediatamente con resultados al 100% garantizados de 3 a 7
dias cpmp maximo.
Posibilidad de visitar a domicilio.
Ayuda a dejar el tabaco, el alcohol y las drogas de forma inmediata.
TRABAJO SERIO CON SEGURIDAD Y CONFIANZA


-------------------------------------------


¡Va fan culo!... Y no me digan que estos pillastres y su parroquia no están maduros para cogerles por las orejas, despelotarles y pasearles por las calles más céntricas de pueblos y ciudades con chilladores delante y arreadores detrás.

Ahora debería de tomar asiento en la diligencia de
Dover, estirar las piernas, cargar la pipa, encenderla y dejar que a los berreantes mostrencos de los que vengo hablando se les lleven los diablos, sus diablos. Ocurre sin embargo que por mera curiosidad he dado en especular sobre el numero de perreznos que a su sandunguero y engañoso modo pueden arrastran togas por una ciudad de, digamos, 200.000 almas. Tal bolsa de energúmenos, así como la de su potencial clientela, me ha dejado desarbolado, sin aliento, con la boca abierta y babeando. El calculo, por si alguien desea confirmarlo, lo he efectuando siguiendo a Fermi, don Enrico: un señor muy requetelisto que gustaba de aplicar la cuenta de la vieja a los problemas aparentemente más complicados.

Que uno de los grandes de todos los tiempos contara, como quien dice, con los dedos de las manos , resulta cuanto menos chocante. Pero no lo es tanto si advertimos que para Fermi los problemas difíciles eran susceptibles de ser desplegados en otros de menor entidad y más manejables; resolubles, además, con conocimientos básicos sobre la materia. Evidentemente la respuesta a uno de estos problemas nunca es exacta, pero Fermi tampoco pretendía que lo fuera; su intención, además de didáctica, no era otra que la de hallar una respuesta que, tendiendo a converger con la real, diera una visión general de la cuestión planteada con el mínimo esfuerzo.

Anécdotas sobre este estilo característico de calculo hay muchas, incluyendo la que de alguna manera ha dado origen a esta posada. Lo cual que a fin de dar una idea ajustada del mismo y a la vez evitarme el engorro de espigar entre libros por resultar original, mejor que os dirija hacia "
Historias de la Ciencia", donde os ilustraran al respecto.


Il logo è stato elaborato da RONCAGLIA ANDREA (2° C 2005/06) vincitore del concorso indetto fra gli studenti


Fermi, a más de pasar por la inteligencia más preclara de su generación (¡y menuda generación!), por un teórico capaz de concebir hermosos experimentos que realizaba con sus propias manos, por un trabajador incansable, modesto, divertido, original y excelente compañero, ha dado nombre a una unidad de longitud utilizada en física nuclear; a una estadística cuántica, establecida junto al físico británico P. Dirac, y que rige el comportamiento de los fermiones; a un gas que se comporta de acuerdo con la estadística citada; a un prestigioso premio[1]; a un no menos prestigioso laboratorio; a buen numero de colegios e institutos técnicos, etc.


* * * * *

NOTAS:

1.- Resulta curioso lo ocurrido con Oppenheimer, padre de la bomba atómica y uno de los galardonados: El 22 de noviembre de 1963, pocas horas antes de resultar asesinado, el presidente John Fitzgerald Kennedy anunció la concesión del Premio Fermi a Oppenheimer[2]. Como es natural la entrega del galardón corrió a cargo del sucesor de Kennedy, Lyndon B. Johnson. Pero antes de todo este aparato festivo, Oppenheimer hubo de ser rehabilitado, puesto que tras su negativa a la construcción de la bomba de hidrógeno, así como su pasada relacion y simpatias por el PC le habían colocado, durante aquellos infames años de histeria anticomunista que dieron lugar a la "caza de brujas", en el punto de mira del F.B.I.

2.- De izquirda a derecha, Robert Oppenheimer, Enrico Fermi y Ernest Lawrence.

* * * * *

Don Gaiferos (El "don" es imprescindible)

Publicado por Don Gaiferos en 4:38 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas: ,
domingo, enero 07, 2007

Efemérides en 7


Me relaciono con una empresa dedicada a la distribución de material de laboratorio que todos los años, por estas fechas, tiene a bien enviarme un detalle. En esta ocasión ha sido un reloj-calendario de sobremesa que cuenta con una pantalla capaz de girar 180º mediante dos pivotes horizontales. A tal martingala no la tendría por novedad si no fuera porque en uno de los planos de la doble pantalla, evidentemente en aquel que nada tiene que ver con la medida del tiempo, vienen a mostrarse, mediante la manipulación de unos botones que a propósito vienen en la base, cien eventos que de algún modo tienen que ver con la historia de la ciencia y el presente año.

De su correcta datación no diré palabra. Vale más la buena voluntad puesta en el propósito de la idea que cualquier sinsorgada académica que a nadie se le pueda ocurrir. Tampoco haré comentarios. Copio a la letra y punto.

Manipulando el aparatejo al azar leo:

1537.- «El físico y matemático Niccolo Fontana, "
Tartaglia", propone un método que se muestra efectivo para resolver las ecuaciones cúbicas»

1597.- «El alemán
Andreas Libau, "Libavius", compone un tratado titulado Alchemia en el que pretende separar la alquimia de la química. En el se dan instrucciones para obtener determinados ácidos»

1617.- «
Willebrord Snell, matemático holandés, descubre la corrección de los rayos de luz hacia la vertical cuando estos pasan oblicuamente de un medio denso a otro más denso»

1687.- «
Isaac Newton publica Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, donde postula un esquema general de movimiento, igual para la Tierra y el Cosmos. Su culmine es la ley de G.U

1697.- «
Gottfried Leibniz acusa a Newton de plagiar sus investigaciones sobre el cálculo diferencial (Calculo de fluxiones para el segundo) Es del común que ambos p.spdo. han inventado mtdo.»

Doy un salto en el tiempo por no aburrir ni resultar abultado:

1817.- «
Georges Cuvier, anatomista francés, publica Règne animal distribué d'apres son organisation, donde propone una clasificación de los seres vivos.»

1857.- «La empresa "
OTIS" instala un elevador destinado al transporte de personas en un edificio de cinco plantas en una tienda de porcelanas de NY.»

Aquí otro salto; este interesado, estamos en
Reyes y tengo otras teclas que tocar:

1907.- «
Bertram Boltwood, químico norteamericano, descubre la "decadencia radiactiva", proceso mediante el cual se podra datar la edad de cualquier objeto arqueológico.»

1917.- «
Niels Bohr, físico danés, basándose en los trabajos de Max Planck, viene a demostrar que al saltar de una órbita a otra el electrón libera energía.»

1947.- «Un matemático estadounidense,
John W. Tukey, da nombre a una nueva unidad de información: bit (binary digit), variable de solo dos valores.»

1967.- «
Christian Barnard, cirujano sudafricano, realiza el primer transplante de corazón humano en el Groote Schuur Hospital de Ciudad de El Cabo.»

Y con la misma intención didáctica 89 nuevas noticias para ir desgranando de forma calculada.

Imagen:
Bulto de Calendarios.

Don Gaiferos (El "don" es imprescindible)

Publicado por Don Gaiferos en 1:44 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas:
lunes, enero 01, 2007

Vaivén de Rescoldos.



Brazada tras brazada voy llenando la mesa de carpetas. Las hay de todas las texturas y colores; todas con indicativos que solo durante los primeros días de uso dieron fe de su contenido. Luego la desidia, ante otros acuciamientos cuestión de poca monta, las convertiría en lo que son: almacenes erráticos y desacertados. Dejémoslo. Nada puede arreglar el desaguisado cuando como en mi caso se cabalga a lomos de la indisciplina.

Como todos los primero de año la fiebre ordenancista me ha puesto en ebullición, me enardece y abrasa. Opto por silenciar el móvil, que no cesa de romperme la concentración con su
lamento chinchoso, son mensajes que llegan de Dios sabe quien y donde, mensajes que van del supino mal gusto a la estupidez más extrema. En la radio suena, en directo y desde Viena[1], el tradicional Concierto de Año Nuevo, lo cual (causa y efecto) hace que sincronice mis movimientos y avive el ritmo.

Y aquí la sorpresa: En una carpeta que aparentemente no destaca de las demás, rotulada como era de prever con un titulo que nada tiene que ver con su contenido doy, para satisfacción mía, con una ingente cantidad de notas que hace años me sirvieron para redactar un simplisimo boletín de divulgación científica que iba anexo a los
fractales de mi amigo Pepe.

Y he dicho que el hallazgo fue satisfactorio, porque habiendo desaparecido aquel modesto boletín del anchuroso mundo, pretendo en lo sucesivo, corrigiendo, expurgando, aumentando y que se yo, volver a avivar aquellas brasas. Así que prosiga el baile, que, aun en su modestia, nunca faltaron en el mocetones garridos y mozas lozanas.

# # # # #

NOTAS:

1.-
En próximos días volveremos como saltatumbas a Viena.


# # # # #

Don Gaiferos (El "don" es imprescindible)


Publicado por Don Gaiferos en 9:15 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas:
Suscribirse a: Entradas (Atom)