domingo, enero 30, 2005

Propiedad Intelectual

CIRDAN DICE...


De como pintaba la Ley de Propiedad Intelectual hace sesenta años... ¡Bendita ingenuidad!

Escrito extraído* del nº 21 de LA ESTAFETA LITERARIA. Madrid, 15 de Febrero de 1945.

* Extraido con suma dificultad, hay que hacer notar. El ejemplar que manejo, padre de multiples taras, es ademas de un papel infimo en su calidad; la impresión no la empeora ni la peor hoja parroquial, y la letra es de un cuerpo imposible de interpretar sin lupa. Si las hubiera, disculpense las erratas.


# # # #


La ley quedó atrás

Fue al parecer el Excmo. Sr. Conde de Toreno, en su función de ministro de Fomento, quien se opuso en 1876 a la aprobación de la Ley de Propiedad Intelectual, aunque el proyecto presentado a las Cortes fuese firmado por Danvila, Balaguer, Castelar, Núñez de Arce, Correras y González y Santos y Escobar. Para José María Queipo de Llano, a lo que se dice vendido a Inglaterra al socaire de otras actividades, valía poco la afirmación enternecedora de Julio Simón: " De todos los desarrollos de la fuerza humana, el más costoso, el más pasional,el más meritorio es el trabajo intelectual ". Mas interesa señalar que a la hora de la mecánica parlamentaria, en el juego de reglamentos, comisiones y discusiones, anduvieron en lance, como senadores o diputados y en buena defensa, los nombres de Pedro A. de Alarcón, Alejandro Pidal, Barbieri, Alberto Quintana, Fabr(), Adelardo López de Ayala, Madrazo, García Gutiérrez, Arrieta...

En resumen, por 1813 se publicó, tras la R. C. de Carlos III (1764) que concedía a los autores de libros y sus herederos el privilegio de la propiedad, el primer decreto " dictando reglas para conservar a los escritores la propiedad de sus obras ".

Por ley de 5 de agosto de 1823, se declaró la propiedad intelectual de la misma naturaleza que la común. (1)

Por R. O. de 5 de marzo de 1837 se aseguró el derecho de propiedad literaria, que fue promulgada en 1847 y rigió hasta que apareció la de 1879, vigente en la actualidad.

* * * *

El reparo que hoy queremos oponer tanto a la Ley de Propiedad Intelectual de 1879 como al reglamento para su aplicación - que data de 1880 - hace referencia a la forma sistemática en que debe de reconocerse la tal propiedad, puesto que limita ese reconocimiento de propiedad y lo ciñe a unas circunstancias que precisamente por su existencia podrían hacer innecesario hasta cierto punto tal reconocimiento oficial. En efecto, la vigente ley de de 1879 y su reglamento admiten tan sólo el derecho de propiedad en aquellas obras ya editadas o, si se trata de dramáticas, ya estrenadas, pero exclusivamente en estas circunstancias de editadas o estrenadas. Sin embargo, es innegable que la obra existe antes de su impresión o de su estreno y que, así, ya debiera existir la posibilidad de reconocer oficialmente esa propiedad indiscutible por su naturaleza.

Ya en este punto volvemos a insistir en que quienes menos precisan, en todo caso, de ese reconocimiento legalista, son las obras publicadas, por cuanto la misma cronología de las ediciones o las representaciones ofrece argumentos decisivos a la hora de la hipotética polémica y sus probables prolongaciones judiciales.

No ocurre así con las obras inéditas. El esfuerzo creador de los escritores puede estar sujeto a expolio, a robo descarado, en tanto sus obras permanezcan inéditas, sin que en ningún momento pueda ampararse el autor en la Ley de Propiedad Intelectual, que en algún caso puede convertir en legal la propiedad adquirida por substracción. Aqui no hacemos sólo referencia al atraco a mano armada que puede llevar al ladrón hasta los armarios del literato, para que la Ley pueda reconocer la propiedad a favor del segundo en virtud de determinados artículos. Queremos, concretamente, ceñirnos al problema - que puede plantearse cada día con la propiedad de obras inéditas - al través de las propias relaciones que el autor novel y ciertos medios o personas literarios impone la costumbre o exige inevitablemente la vida intelectual.

Es indudable que todo novel encuentra ciertas dificultades, en principio, para realizar su intención de editar sus obras o estrenar sus comedias o filmar sus guiones cinematográficos. No ocurre así, por ejemplo, con las piezas musicales - al menos, con las de pequeño derecho -, ya que movilizar una orquestina de cinco amigos, para interpretar por una vez piezas propias en función-beneficio de casino o sociedad de recreo, es más fácil que constituir una compañía dramática y alquilar un teatro o que adquirir unos talleres impresores y unos kilos de papel o construir unos estudios de "cine" y contar con el material preciso para realizar una película. Estas dificultades a que aludimos han canalizado las actividades post-creadoras de cada escritor novel hacia la relación con aquellos medios y personas que puedan facilitarle, por su decisión o por su influencia, la edición, la "filmación" o el estreno de la obra. Y es en este punto - al otro extremo de estas relaciones - donde puede operarse un escamoteo que después transformará la ley en propiedad no del autor, sino del escamoteador.

La relación del novel con medios o personas literarios consiste, como todos sabemos - porque se da a diario -, en el envío de obras en solicitud de impresión, de estreno y de realización cinematográfica, o simplemente en súplica de una opinión. El novel - desde Madrid o desde provincias - envía su obra o su guión a las casas editoriales, a las compañías de teatro, a las empresas de "cine" y a críticos y autores de cierto renombre. Desde aquel instante, el autor novel (o no novel) se encomienda o a Dios o al diablo: a la buena fe, a la honradez indeclinable de los destinatarios. Si entre editores, compañías, empresas, críticos y consagrados anda el diablo y la obra lo merece, el diablo puede apropiársela simplemente con editarla o estrenarla con su nombre. Después, el diablo cumple los requisitos que exigen los artículos 33 y 24 de la ley y 22, 23 y otros más del reglamento para la aplicación de aquella y la obra será suya, sólo suya y no del verdadero autor, que a nadie podrá recurrir, porque " no se admiten pruebas en contrario " pruebas en contra del Registro.

Porque es cierto que el articulo octavo de la ley dice que " no es necesaria la publicación de las obras para que la ley ampare la propiedad intelectual ", pero a lo largo de toda la ley y de todo el reglamento no se alude a cómo ha de protegerse efectivamente la obra no publicada. Es más, el artículo 36 de la ley dice que " para gozar de los beneficios de esta ley es necesario haber inscrito el derecho en el Registro de la Propiedad intelectual, con arreglo a lo establecido en los artículos anteriores ".

Por otra parte, el artículo 2.º del reglamento dice: " Se considerará autor, para los efectos de la Ley de propiedad intelectual, al que concibe y realiza alguna obra científica o literaria, o crea y ejecuta alguna artística, siempre que cumpla las prescripciones legales ". Y como no las puede cumplir hasta que edite o estrene la obra en su nombre...

El reglamento puede remachar el pretendido expolio y hacer invulnerable al diablo, por cuanto su artículo 3.º establece que " la firma y presentación de una obra como autor deja a salvo la prueba en contrario ".

Es posible que el autor despojado, al margen de la ley, pueda acudir a los Tribunales, con necesaria intervención policial para las investigaciones. Pero si el propietario de una casa recién construida puede presentar las facturas del arquitecto o del fontanero, el autor no puede apenas presentar la de un kilo de cuartillas, que en ultimo caso, aun presentándola, nada resolvería. Como poco resolverían testigos, que no siempre existen, del proceso creador de la obra...

* * * *

Expuesto lo que a nuestro entender es defecto, cabe preguntarse si no seria conveniente reformar o más bien ampliar la ley y el reglamento, prolongándolos sencillamente y de forma que su protección legal acogiese no sólo a la obra publicada - que nunca o casi nunca es objeto de robo: " La malquerida " es de Benavente y el " Quijote ", de Cervantes -, sino a las obras inéditas que pueden tentar al diablo y el diablo lo puede hurtar para su personal beneficio. Que amparase la propiedad de esos centenares de comedias y de esos centenares de novelas y guiones, de sonetos o ensayos que van alegremente por correo en busca de un destinatario: de una compañía, de unos editores, de unas empresas de "cine", de unos "opinadores"...

* * * *

El artículo 1.º de la ley, dice: " La propiedad intelectual comprende para los efectos de esta ley, las obras científicas, literarias o artísticas que puedan darse a la luz por cualquier medio "

El art. 1.º del reglamento para la ejecución de aquella ley, afirma: " Se entenderá por obras, para los efectos de la Ley de Propiedad intelectual, todas las que se producen y puedan publicarse por los procedimientos de la escritura, el dibujo, la imprenta, la pintura, el grabado, la litografía o cualquier otro de los sistemas impresores o reproductores conocidos o que se inventen en lo sucesivo ".

Según el art. 23 de este reglamento, para realizar la inscripción es preciso constar, entre otras, estas circunstancias: " Establecimiento donde se ha hecho la impresión o reproducción y su procedimiento y lugar y año de la impresión " Etc.

* * * *

La reforma que pudiera estudiarse alcanza a la admisión para su registro de las obras aunque éstas no estén impresas. La obra existe aunque no esté impresa. La obra existe tan pronto como el escritor ha trazado, a lápiz o pluma o como sea, la última palabra de su manuscrito: esta obra, en mano de predecesores o de investigadores lejanisimos en el tiempo, existe desde el momento en que su autor la escribió, no desde el momento en que se publica. Luego, desde un principio ha de tenerse derecho a la inscripción en el registro de la propiedad. Así, el "Poema del Mío Cid" es obra incluso desde antes que la copiase Per Abbat. A nadie se le ocurriría decir que es una obra del siglo XIX porque en 1870 - es una hipótesis - se hiciese su primera edición, se imprimiese por vez primera.

Aquella admisión en el Registro de las obras inéditas es la solución a esta falta del derecho de propiedad intelectual. Puede limitarse el sistema de copia al de máquina de escribir - hoy escritura "standard" - e incluso señalar una medida determinada para las hojas. Quizá se tema un aluvión de obras inéditas sobre el Registro de la Propiedad Intelectual del Ministerio de Educación Nacional y sobre las Bibliotecas provinciales y de los Institutos de Enseñanza Media - que son los organismos encargados por el artículo 33 de aquella ley para registrar las obras -. Pero pueden limitarse las demandas estableciendo el pago de unos derechos por inscripción, aun cuando el artículo 35 de la ley dice que " los autores de las obras científicas, literarias o artisticas estarán exentos de todo impuesto, contribución gravamen por razón de inscripción en el Registro ".

Esta gratuidad puede subsistir para las obras impresas en tanto las inéditas abonen un premio que no sólo excluirá el abuso, sino que compensara económicamente a aquéllas instituciones por el trabajo que se les acumule.

(1) Tomamos estos datos del "Manual de la Propiedad Intelectual", por Francisco de Góngora.


# # # #


Dos reniegos y un mantra subrayado.

Os he puesto esta posada, que no pienso enlazar a ningún sitio, ya que la desvirtuaría, porque en estos días que se suceden no deja de resultar simplicisima y enternecedora. Unicamente por eso. Efectivamente, tal fue la Arcadia Feliz en la que, con palmaria indiferencia, triscaron los creadores que medio siglo y una década ha, le daban a la pluma en este país desgarrado y ensombrecido. Eran aquellos, tiempos de tertulias, envidias literarias desaforadas, juegos florales a propósito para matar el hambre (comida corporativa, café, copa y puro), incapacidad critica, sumisión y criterio único. Pero... ¿ha mudado algo que no sean los amos? No, joder, no; de cara a la individualidad y a la recta conciencia nada, pero que nada de nada. Ver sino como los nombres de la "intelectualidad adicta" a los medios rolan cuando los gobiernos cambian, como si la "calidad" de las ideas fuera ola que va y viene dependiendo del cuello del que cuelgue la llave del cajón del pan. España, patria de Babieca, es solar de acomodaticios sin ideas y además proselitistas de su ignorancia, acriticos y pancistas. O sea que aquí solo se exhibe al TONTOLIN DE TARASCON incapacitado para conjugar el verbo disentir. Dios o el diablo confunda a toda esta caterva de MANTENIDOS.


Addenda.


Pancistas de barriga rascar y buen vivir.

Acabo de recoger del correo una factura de - entre otras cosas - dos tarrinas (100 unidades en total) de discos vírgenes, miro el desglose del apunte, compruebo el pellizco que las lechuzas de garzofilacio (léase SGAE) se llevan, y los testículos se me vuelven canicas de rabia. ¿Pero quienes son estos escarramanes para meterme gabela por algo que además de serles ajeno, no tienen ni puta idea del destino que va a tener? ¿Copias ilegales? Y una mierda, señores, que el escribiente no quiere nada de sus socios adheridos ni regalado. De ninguno. Estos aviadores de puchero deben de creer que el soporte informático que menciono es un lujo, como si no hubiese cosas más importantes y necesarias que su destino como caja de resonancia de gorgoriteros. No saben o quieren saber que es material indispensable en el trabajo de muchos españoles a los que tan "anticonstitucional" gravamen perjudica notablemente. Natural casi. Ellos piensan: ¿Si nosotros, sin dar un puto palo al agua nos llevamos lo que nos llevamos, qué no se llevaran los que de verdad trabajan?... Y los sucesivos gobiernos, ciegos y consentidores, no vaya a ser que los boca-rana con acceso a los medios les hagan un feo. Una auditoria fiscal les hacia yo en vez de bajarme los canchonchelos. Pero así es este país, donde los que nutren las arcas publicas son por decreto convertidos en productores cinematográficos de pestes que jamas van a ver. Con dos cojones, y que prime la chabacanería dogmática antes que la excelencia del pensamiento libre. ¡Que caen en picado los ingresos por la venta de música!. Pues que caigan, oiga, también se soterraron las ventas de velas cuando las bombillas se universalizaron. ¡No te jode, vamos a dejar de inventar e innovar para que el gang siga viviendo tan ricamente como hasta ahora!. Aquí se deben de revisar muchos conceptos - el de autor mismo - si queremos, por justicia, que cada uno reciba lo que se ha ganado. Y ya veremos si alguna discográfica, o lo que sea, no toma la decisión de "fichar" a los tan denostados manteros como distribuidores. ¿O bajo cuerda ya lo hacen?

Si tengo otro día como el de hoy, en que apetezco olvidarme de lo didáctico, igual pongo algo más extenso sobre estos avezados cortabolsas. Por razones ajenas a estas posadas ya dispongo de la introducción adecuada. Dice así: «Breve relato cierto de como un currinche informático, en el trance de dar vida al ordenata de uno de los bocas que más se significan en la defensa de la $$$$, dio con no poco software incivilmente pirateado; y de como manifestándolo con extrañeza, fue insidiosamente amenazado con la perdida de su trabajo»


A la vejez viruelas, y a la mocedad agua de los charcos.

O eso he creído entender al leer el titular de un "gratuito" que ahorita mismo me han puesto ante las narices con sorna y regocijo. " EL GOBIERNO ESTIMULA EL VOTO CON UNA BEBIDA ENERGÉTICA", dice. Y subtitula: " El referéndum te da alas".

Hilarante, oigan. Ni que la muchachada no tuviera necesidades más perentorias que la de meterse en el cuerpo unos buches de veneno, lo que por su composición dicen que es la bebida esta de los cojones. En tan conspicua gilipollez, como no podía ser de otra forma, van a pachas el Consejo de la Juventud (¿?) y el Ministerio de Asuntos Exteriores . Lo que me jode del asunto, además de no saber de que bolsa van a salir los dineros, es en lo poco en que estiman la inteligencia de nuestros jóvenes y "jóvenas". Veremos cuantos abstencionistas en edad siguen la zanahoria y aceptan este remedo estúpido de soborno. Ojalá no sean muchos, pues como la garatusa les funcione, seguro que para próximas consultas abren los colegios electorales a las 0.00 horas y botellon habemus hasta que, al alba, la mocedad apenas se tenga en pie para sostener su albedrío. Enoja que para lo fundamental sean más racanos que... que la mujer de Durero (1), por ejemplo, y, sin embargo, filántropos tan brillantes cuando de barrer para casa se trata.

A las fuerzas proselitistas del referéndum de la Constitución Europea: Señores apologistas de lo abstruso, arcano y desconocido, es decir de lo suyo; comentarles que servidor también desea - a ejemplo de otras medidas tomadas que por pudor callo - se sirvan de pegarme las ganas de acudir a las urnas. Lo cual es factible, dada mi edad y criterio mercantil nefando, con la sola aplicación del refrán que les apunto: « Jamón y vino añejo estiran el pellejo ». Habida cuenta de la nómina intelectual de la que ha partido la idea, ruego, encarecidamente, sea el morapio nacional antes que de otra circunscripción cualquiera, por muy europea que sea...

Y nuestro escangallao, ecuménico que te cagas y floxo Madame Bovary en "Tiranobanderolandia", lugar en el que como ni le ignoran, ni ordenan, ni a las claras mangonean, corre saludador y sonriente haciendo congregaciones, ajuntamientos, conventículos y monipodios. ¡Que barrabasadas no sufriremos por parte del rol de aduladores y troleros con los que trata! El tiempo lo dirá...


1.- Albrecht Dürer, hijo de un orfebre de origen húngaro dicho Albrecht el Viejo, casó en 1494 con Agnes Frey, arpía hija de un fundidor asentado en la ciudad de Nuremberg. El matrimonio fue según la costumbre de aquellos tiempos: fundidor y orfebre echaron sus cuentas y concertaron las nupcias sin decir palabra previa a los interesados. La tal Agnes, avarienta y racana como los siglos no vieran, era de un carácter que iba de lo áspero a lo avinagrado, justo lo necesario para colmar de pesadumbre y desesperanza la vida del pintor: flojo de redaños por lo que se ve. Lo cual que por bailar el agua a la dama y no entrar en pendencias y lamentos sin cuento, no gastaba el apocado calzonazos ni una blanca sin su consentimiento.

Jorge Hartmann, amigo del artista, se expresa en los siguientes términos:

« Le había roído el corazón de tal manera, endureció su carácter con sufrimientos tales, que bien podía decirse que Alberto había perdido la razón. Jamás le permitía interrumpir su trabajo, le alejaba de todas las sociedades, y con lamentaciones continuas le tenía encadenado a la obra, sólo porque le dejase una grande suma de dinero después de su muerte. Siempre estaba atormentada por la idea de morir en la miseria, y este temor sigue torturándola aun hoy en día, a pesar de que Durero le ha legado cerca de seis mil florines...»


Salud y hasta la próxima, que nada tendrá que ver con los presentes exabruptos.
Publicado por Don Gaiferos en 8:33 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas: ,
jueves, enero 20, 2005

Lo mejor entre lo raro


TESTAMENTO DE DON QUIJOTE HECHO POR DON FRANCISCO DE QUEVEDO EN ARGAMASILLA DE ALBA, CON MOTIVO DE SU PASO Y PERNOCTA EN ELLA, A SU REGRESO DE LA TORRE DE JUAN ABAD A MADRID EN EL AÑO 1608 (1)

(primera de las cinco partes en las que cirdan ha decidido partir este romance)

De un molimiento de huesos
A puros palos y piedras
Don Quijote de la Mancha
Yace doliente sin fuerzas.


Tendido sobre un pavés
Cubierto con su rodela
Sacando como tortuga
De entre conchas la cabeza;


Con voz roída y chillando,
Viendo al escribano cerca,
Así por falta de dientes,
Habló con él entre muelas:


Escribid, buen caballero,
Que Dios en quietud mantenga,
El testamento que fago
Por voluntad postrimera.


Y en lo de su entero juicio,
Que ponéis a usanza vuesa
Basta poner decentado,
Cuando entero no lo tenga.


»Item, al buen Rocinante,
Dejo los prados y selvas,
Que crió el Señor del cielo
Para alimentar a las bestias...


CONTINUARA.


1.- Fue que en marzo de 1608, prendió en Don Francisco de Quevedo, varón el más ilustre de cuantos España viera, una enfermedad de esas que pintaban cera, miserere y mármol. No llega a termino el mal y, a medias recuperado, algunos parientes de su madre ( María de Santibánez), residentes en el Fresno de Torote, instanle para que pase a convalecer en la Villa, a la sazón dependiente administrativamente de Alcalá de Henares, donde queda claro que logró restablecerse del todo. Lo cual que al pintar de las cerezas, con el animo renovado, parte para sus propiedades de la Torre de Juan Abad, un poblachon -creo que ubicable en el Campo de Montiel- en el que tengo tomado y conversado su vino terroso y áspero con aceitunas en mojo por acompañamiento.

- Oiga, señor Cirdan, es mi modesto parecer que debería usted dedicarse a poner en letras a t'os esos antros de borrachuzos que tanto alaba.

- Otro día, doña Milagros. Otro día. Venga, salga de aquí y cuide de que las lentejas no se maten a porrazos.

Tomo un mapa de carreteras y sigo... Aunque en realidad lo que debería llevarme a las manos es un itinerario de las viejas vías romanas. No lo hago, empero, porque no tengo ni pajolera idea de donde lo guardo. Estará, digo yo, en alguna caja, haciendo compañía a P. Mela, C. Plinio, Herodoto, Columela, Strábon y demás hierbas. Joder, ya empieza a picarme la curiosidad...

Sosiégase el campo, las cigarras enmudecidas, el áureo polvo de la trilla ya exornado de rocío (Dios, que pijo y redicho soy a la hora de escribir de corrido), hartase don Francisco -cortesano por demás- de mariconadas bucólicas, embaúla prosas y versos, alza la cojitranca para largar un pedo, tira de pañolón para aclarar las lentes, escupe sobre el hombro, da aviso de marcha al cochero y parte para Madrid por la zapateada calzada romana que, pasando por Alhambra, Consuegra y Toledo, pone en la corte al viajero. Tal rumbo le obliga a callejear Argamasilla de Alba, donde por incuria municipal o lo que fuera, una de las mulas que tiraban del coche quedó en un casco* ferida. Presentase el albéitar, que por ser la Mancha prodiga en ganado mular, debía de ser muy diestro y bueno, cata la mancadura de la bestia, pone en ella Bálsamo de Fierabras mular, masculla un "paternoster", mueve dubitativo la cabeza y, perito, recomienda una buena comida y descanso para el sufriente animal. Lo cual que nuestro ingenio debe de interrumpir el viaje y pernoctar en el lugar. Es Don Francisco señor muy principal y es alojado en la Casa Rectoral por Don Juan de Avilés, su titular y del hábito de San Juan. Comen como lo haría nuestro señor Quijano en día feriado y, al alzar de los manteles, agreganse a la sobremesa los más doctos y preclaros varones de la villa, algunos de los cuales, seguramente, conocerían a Cervantes de primera mano. Y es allí, en tal academia improvisada, donde Quevedo improvisó este romance.


*El casco del ganado caballar, mular y asnal, que debe cuidarse con mimo, puesto que un pinchazo en el mismo puede inutilizar al animal, se compone de palma, tapa, ranilla, lumbres, hombros, cuartas partes y talones. Esto, junto a la perdida de miedo a los cuadrúpedos que referencio, a montar, y un montón de bellaquerías a las que aprecio más que a cátedra en la Complutense, me lo enseñó la soldadesca agropecuaria de un Deposito de Sementales junto al que me crié. A cambio mis amigos y yo recadeabamos para los orchis vino y coñá, tabaco, escabeche y variopintas mercancías clandestinas


DE CALAMARES Y FESTOLINES O ALGO PARECIDO...

Listeros amigos, bien conocéis que no preciso de faustos ni trapisondas, ni tan siquiera de la oblicua palabra de sus descastados sobrinos nietos, con piel de oveja pero alobados, para poner en letras a mi buen vecino Quijano. Y no, no me vacila el juicio ante la verdad, que alusiones al paladín de la raza, antes de estos nefastos días en los que trataran de explanarlo, corren y han corrido como en lonja por estas vuestras páginas. Mejor para nosotros, porque como dijo el santo: " El vino añejo tiene ya digerida la hez y asentada, y así no tiene aquellos hervores del nuevo por fuera..."

Y corto, que ya habrá ocasión de volver a las andadas.

En casa, como donde no hay patrón manda marinero, decidieron anoche encargarme la comida del día. No son cabroncetes ni nada; bien conocen, no lo dudéis, a quien arrimar para su regocijo a los pucheros. Favor que me hacen en realidad. Y madrugo por tanto, me blindo contra el frío helador con el que la niebla acuchilla las carnes, cargo con la mochila, monto en bici y parto acezante hacia el mercado. Son las siete pasadas y somos media docena en el polar recinto. En tanto me preparan la compra requiebro a las pescaderas, discuto con el frutero, pego el hilo con la pollera, compro el cupón a un ciego madrugador, salgo al bar y me juego un carajillo al mus con los carniceros. Pierdo. Luego meo el helor que llevo acumulado, recojo la compra y regreso a una casa para entonces vacía, a excepción, claro está, del gato de carácter imperial que se digna vivir conmigo. Mi gato (con su permiso el posesivo) es más orgulloso y digno que cualquiera de nuestros por ley mantenidos. Limpio calamares y los relleno, apartando las tintas para un arroz negro. Como algo y preparo la masa para hacer un hojaldrado de guindas y manzana. Vuelvo a ir al estanco, compro sellos y contesto correspondencia atrasada. Lo siguiente es dar de comer a los pájaros que se abastecen durante la invernada en el patio de casa, bajo mi prodiga ventana. Luego echo un vistazo a la prensa, donde todo son dimes y diretes sobre el resbaladizo encuentro entre los encefalopaticoespongiformizados y apuleyescos Berberecho y Zurupeto. Leo a columnistas de banderías varias y echo los papeluchos al gato, que es quien les entiende y mejor trata. Pienso que no hay opción con estos bobos entusiastas que nos han tocado. ¡Cojones, pero si hasta a los delincuentes se les pone carroza para recibirles bajo arcos triunfales! O somos a coro contrarios a las apetencias de estos maniqueos para los que el dialogo es concesión y no otra cosa, o liamos los bártulos y nos exiliamos a otros paramos donde a los insolentes embusteros no se les aúpe, so capa de sociabilidad o cualquier otra cobarde carallada, sobre peanas... En fin, como lo leído me subleva ( Salga fuera el verso airado / con una furia espantosa, / muéstrese el pecho esforzado, / el espíritu indignado / y la lengua rigurosa..., como dejó escrito GIL POLO) por ser contrario al sentido común, tomo algo para pasar el mal trago, hago un par de llamadas y me doy a la lectura de un pliego de autoria nada clara que lleva este titulo:
«Gracioso razonamiento, en que se introducen dos rufianes, el uno preguntando, el otro respondiendo en germanía, de sus vidas e arte de vivir; cuando viene un alguacil: los cuales, como le vieron, fueron huyendo, e no pararon fasta el burdel a casa de sus amigas. La una de las cuales estaba riñendo con un pastor sobre él se quejaba que le habían hurtado los dineros de la bolsa. Y viendo ella su rufian, hácese muerta y él se hace fieros, e dice al pastor que se confiese; el cual haciéndole así acaba.»

Ah, si; luego, antes de irme con la cuadrilla a conversar unos somontanos, empérreme en el mal-oficio de limpiar la sentina de este puto ordenata. Más fácil pintar un pedo de azul, lo juro. ¡Dios, cuanta irrelevancia y mierda guardo! Tendrá algo que ver la teoría de un espacio en constante expansión e infinito? ¿O será que guardo y guardo a raíz de mi temor por una red intervenida y severamente controlada por los poderes públicos? Y conste que esta línea de futuro no puede descartarse por imprevisible. «Es un error no menos antiguo que detestable, aquel por el cual muchos hombres, y, sobre todo, los más favorecidos por el poder y la riqueza, se persuaden o, según yo creo, se procuran persuadir de que lo justo y lo injusto se distinguen, no por su naturaleza, sino por cierta infundada opinión y costumbre de los hombres. De este modo creen que las leyes y la equidad convencional se han encontrado en esto: en que se repriman las disensiones y tumultos de aquellos que han nacido destinados a obedecer. Pero para aquellos que han nacido en la cúspide del rango social, dicen que hay que medir el Derecho por su voluntad, y ésta por la utilidad. No es, por lo tanto, de admirar que este parecer, completamente absurdo y contrario a la naturaleza, haya conseguido alguna autoridad, ya que la enfermedad común del género humano, por la cual lo mismo que a los vicios seguimos a los que los fomenta, se han añadido los artificios de los aduladores a los cuales todo poder se halla sujeto...», dice HUGO GROCIO en el libro que días atrás referencié. Porque aduladores y silenciosos marmolillos pueden encontrarse por montones; de ahí que de un tiempo a esta parte, se haya sibilinamente silenciado esa ley a medida de mirones conocida como LSSIce. La pasividad es mucha y nuestros censores jamas lo han tenido tan facil. Natural, si pensamos que en red hay muchos mascachicles que alegremente permiten que sus derechos se evaporen; para que van a alzar la voz o siquiera insinuar una queja, si los contenidos, mayormente putrefactos, siguen viéndose en colorines. Allá cada cual con su sentido de la libertad.

Y asperjando con "Zotal" las cuadernas cabe las que pienso apontocar una librería, di con un cofrecillo en el que guardaba un ciento de enlaces que, por mi mala cabeza seguramente, olvidé poner en estos escritos con los que os sirvo. No pondré a continuación todos, sino que habréis de conformaros con un puñado de ellos:

Van aquí la casa museo del descubridor de Troya en Ankershagen, así como la opinión de Wellington King sobre el mismo. Y puesto que en Troya estamos, añado un episodio sobre su busca y la página oficial de la Embajada turca en Washington, que tengo para mi que aclara la geografía troyana. A esto sumo un enlace al Hotel ATAMAN, que ofrece una vision rápida sobre Capadocia. Van en el lote unos caballitos muy pintureros del Museo de Historia Natural de Florida, unas imágenes sobre galaxias vistas en la web de Princeton University, cosas sobre el azar y diversos cuerpos geométricos, y documentación sobre mapas raros y otras curiosidades. Ignoro a santo de que, CIRCUS POSTERUS o Jim Crow Museum of Racist Memorabilia, estaban entre el contenido del cofrecilo del que hablo. Este par de tiparracas me confunden, puesto que no tengo ni repajolera idea de lo que hacían allí, encerradas. Fue el pasado año el del genoma, pero esto sobre el DNA quedó varado en la puerta de toriles. Esto era para que tirarais de los hilos de los tragantones que sufrimos, y este palabrero por si su sola mención os hubiera producido daño. ¡Qué raro, fondos de escritorio y fractales! Quise recomendar una lectura sobre Lógica Simbólica que viene aquí, y esto otro sobre Marie CURIE. Recurrente, quise embellecer vuestro escritorio desde Keith's Fractal Art, aunque llegado a este punto debí de enloquecer. Cuando os hablé de la introducción de la "aritmética" árabe en España olvidé dejaros este entretenido enlace, acaso porque tanta matemática de golpe a veces cansa. Disculpad, hay días en los que mi cabezota es un autentico caos. Me gusta trufar de arte las posadas que pongo, pero estas figuras, que ganas me producen de tumbarme a la bartola, seguro que las dejé por cansinas y "espiralidosas". Ya sabéis que soy un cascarrabias de pensamiento mayormente asimétrico. Claro, que más crudo lo tiene un jardinero amigo mío que dedica su tiempo de ocio al proyecto de maquinas de movimiento continuo. Ocurre que somos un país de eléctricos y no de eclécticos, lo cual sería más deseable. Por eso en el verano me fui a navegar, que no tiene uno la fuerza de Zeus para meter en vereda a la peña. Universidades rondamos unas cuantas, pero de lo que más satisfecho estoy es de que seguimos nuestra propia senda y no plagiamos a nadie. Unas cosas las puse con detalle, otras, por su carácter poliédrico, como Dios me dio a entender, que después de unas horas de trabajo, hasta al más pintado se le va la poca ciencia que le queda. Así es la vida, amigos.


CABO

Llegó la hora de finalizar estos desfigurados apuntes; otros vendrán, seguramente, tan faltos de consistencia como los presentes. Ni se ni quiero saber de que trataran. Acaso de algo relacionado con el trabajo, pues de aquí a unos días partiré para un lugar en el que se fabrica equipamento láser para dermatología quirúrgica: Argón -> Colorante impulsado por ion de argón -> Dióxido de carbono (CO2) -> Vapor de cobre -> Ion de kryptón -> Vapor de oro -> Neodimio (YAG) -> Colorante impulsado por lámpara de destellos -> Rubí Q-switched, algunos de ellos ya en desuso en occidente, pero con salida comercial en no pocos países peor equipados. (Y por favor, nadie se asuste ante tal nomenclatura, puesto que aprehendido el fundamento del láser, con cuatro palabras lo aparentemente embrolloso resultara de lo más diáfano). Acaso, si tal me da, peregrine a templo insospechado, puesto que gusto que N-7 sea, a mi displicente modo, diverso y pizca renacentista. Abarcador y ameno. Así es uno...


Vitaminaros, sed felices y manejar vuestra vida -sin olvidar que no es oro todo lo que reluce- con prudencia y alegría. Salud y hasta la próxima.
jueves, enero 06, 2005

En danza mil putas viejas...


MA BOHÈME (1870)

Je m'en allais, les poings dans mes poches crevées.
Mon paletot aussi devenait idéal.
J'allais sous le Ciel, Muse, et j'étais ton féal:
Oh là là, que d'amours splendides j'ai rêvées!

Mon unique culotte avait un large trou.
Petit Poucet rêveur, j'égrenais dans ma course
Des rimes. Mon auberge était à la Grande-Ourse.
Mes étoiles au ciel avaient un doux frou-frou.

Et je les écoutaits, assis au bord des routes,
Ces bons soirs de septembre où je sentais des gouttes
De rosée à mon front, comme un vin de vigueur.

Où, rimant au milieu des ombres fantastiques,
Comme des lyres, je tirais les élastiques
De mes souliers blessés, un pied contre mon coeur.

Arthur Rimbaud (Charleville, 1854 - Marsella, 1891). De este adolescente conflictivo, precoz poeta, entusiasta "Comunista", soldado con la deserción por bandera, traficante de marfil, amputado y al fin exquisito cadáver, dice uno de mis viejos libros*de texto: «Un jour, la Poésie, tête nue, mains dans les poches, la gouaille à la bouche el la révolte au coeur, est descendue dans le corps d'un adolescent. D'un adolescent qui, à treize ans, avait tout lu, tout retenu, tout compris, mais qui, au lieu d'imiter, tourna en dérision les principes chers à ses maîtres et se fit une règle du "dérèglement" lui même. Jusqui'alors, on avait décrit' ce qu'on vovait ou de qu'on ressentait:l'idéal de RIMBAUD fut de noter "l'inexprimable", de fixer "des vertiges", de créer un univers allégé de toutes les lois de la pesanteur rationnelle et de s'exprimer en un langage direct, "accessible, un jour ou l'autre, à tous les sens"».

Respecto al poema que encabeza esta posada comenta: Dans Ma Bohème on saisira l'un des premiers efforts accomplis par Rimbaud pour arracher la poésie à ce qu'elle avait alors d'affecté et d'académique, et lui rendre un peu de sève réaliste, voire populaire.

* "La France et ses écrivains" par M. BRUÉZIÈRE et G. MAUGER. Collection publiée sous le pattronage de l'Alliance française. LIBRAIRIE HACHETTE, París...

Es curioso, pero del presente poema corren por casa cuatro o cinco traducciones de lo más dispares; tan dispares que llegan a conferirle sentidos distintos y encontrados. No atreviéndome a poner ninguna, servidor, que también tiene su propia opinión, os ha esbozado una... seguramente mala y nada meritoria.

MI BOHEMIA

Pululaba, con las manos cerradas en los bolsillos rotos.
Incluso mi raída chupa se tornaba ideal.
Caminando bajo el cielo iba, ¡oh musa!, tu vasallo.
Caray, cuantos espléndidos amores he soñado.


Mi único pantalón tenía un llamativo agujero.
Pulgarcito, soñador, desmiga a su través rimas.
Mi albergue se encontraba en la Osa Mayor
Y sus estrellas me guiñaban con leve fru-fru


Yo las atendía desde el borde de los caminos,
Aquellas anochecidas de septiembre en que gotas
De rocío corrían por mi frente como vino vigorizante.


O rimando, envuelto en fantásticas sombras,
Cuando como si cuerdas de lira fueran, tensaba
Los elásticos de mis inopes zapatos, el pie en el corazón
.


DISCULPA:
Esto es una interpretación (poética) personal que nada tiene que ver con lo profesional o académico, aunque por lo que se ve por ahí, tampoco es que desmerezca demasiado ni de lo uno ni de lo otro. En fin, que por acabar de una maldita vez doy noticia de lo subrayado.

paletot = chupa > Mi manera de actualizar y adecentar el termino. No traduzco por chaqueta, gabán, chaquetón, chaleco..., porque debe de tratarse de una especie de sobretodo fuera de uso y típico de alguna región de Francia.

devenait idéal = tornaba ideal > Lo tomo como una transmutación de la materia. Mediante la exaltación de su animo, el poeta ve galas donde solo hay harapos.

ton féal = vasallo > Tiene el termino algo de medieval, y lo interpreto como sumisión a la musa creadora.

Petit Poucet = Pulgarcito > Aquel mirmidon del cuento de Perrault que cuando fue a "Carrefur" iba tirando gambas tras de si por encontrar la salida. Dicen que al final se perdió en la sección de bebidas.

fru-fru = frou-frou > Onomatopeya ¿Se acentúa? Yo lo suelo escribir así: frufrú. ¿Es correcto? Igual me da. Sea como sea el termino no me deja indiferente, pues creo yo que, refiriéndose al roce de los vestidos de las femmes que usan "sedas", viene a desvirtuar alguna traducción que por quedar curiosa traduce astros en lugar de estrellas. En realidad "Ma Bohème" es un poema en el que la feminidad...

Mierda, otra vez estoy dispersándome como humo. ¡Qué manía sin enmienda! Es que pierdo reflejos como otros/as orina. Esta misma mañana, sin ir más lejos, en tanto miraba arrobado como los arboles del paseo otoñean y se tornan amarillos, el ciego Fidel volvió a atizarme otro hostiazo de reglamento. En una revolución al ciego Fidel es al primero al que se acogota. Y nadie pregunte si fueron colorados o amarillos los fautores, pues unos y otros lo harían con igual complacencia y alegría. "Los actos de salud publica no se discuten". El ciego Fidel no es de carne y hueso, es de vinagre azufrado y mierda. ¡Joder que tío!. A un buenos días te responde con un "tu puta madre"; a un hasta luego con un que "te den pol'culo"..., y de semejante tenor debéis de imaginaros el resto de sus salutaciones. El caso es que la gente le teme y a causa de su ceguera nadie se ha atrevido a plantificarle una patada donde más duele. Quizá algún día lo haga yo para regocijo del común y alivio de la autoridad; porque esa es otra, que tiene a los guardias de la porra hasta los mismos colgones. El ciego Fidel es enemigo del mundo y de la vida. Un puto perro descastado. Un Licaón* rabioso al cubo. La calle la tiene por suya, y camina como un espadachín desquiciado, propinando bastonazos a todo lo que tenga a mano. En las calles de aceras estrechas con coches aparcados a los lados monta unos conciertos de percusión del carajo. Tuvo el ciego en la ciudad un puesto para la venta de cupones magníficamente ubicado, mas hubieron de quitársele porque le calzó unos altavoces y, soez como solo alguien de su catadura moral puede serlo, gastaba el tiempo en insultar a los viandantes... Venga, por acabar, que cada vez que lo pienso más me duele el bastonazo; que si, listeros, que si, que por desapercibirme de lo inmediato y quedar "colgado" de esa transmutación vegetal que va del verde al amarillo, el ciego Fidel midiome contundente las costillas. ¡Maldita sea su sombra!.

*De este Licaón dicen que procede el termino licántropo (hombre al que el Diablo o Perico el de los Palotes cualquiera cubre por magia con una piel de lobo, y le hace ir errabundo por ciudades y campos, dando aullidos hasta estrangularse las hernias, olisqueando rastros y arremetiendo a frenéticas dentelladas contra todo lo animado). Licaón debía de ser un nombre bastante común entre los señores antiguos, puesto que en el Diccionario de Mitología que tengo a mano vienen al menos ocho, citados por Pausanias, La Eneida, Platón, Suidas, Apolonio, La Iliada, Tácito, Herodoto, Ovidio... El castudo que por el momento nos ocupa, de trato mucho más fácil que el ciego Fidel, fue mandamas de Arcadia e hijo de Pelasgo y Melibea. Tuvo cincuenta hijos de vete a saber cuantas mujeres, y por pelotas y meapilas instauró el culto a Zeus Licio mediante homofagia "sacramental" (merendola a base de chicharrones de mamoncete en adobo como entrante)... Probaba Zeus un día en el Olimpo trazas para beneficiarse con engaño a una dama remolona, cuando llegole a su finisimo y despabilado olfato el tufo del horno oferente de don Licaón. Temió lo peor, amoscose, olvidó por un momento su probada concupiscencia, disfrazose de mendigo, tan fácil para él como encontrar analfabetos escolarizados, y partió sin demora para el convite que el rey de Arcadia daba. Lo que de seguido pasó no viene claro en los libros; parece ser que cuando Zeus hizo acto de presencia, Licaón ofreciole en bandeja de plata a uno de sus propios hijos hecho albondiguillas bien emperejiladas. Entonces Zeus, probablemente celoso de un tipo tan arrogante y brutal como el, transformó al tarugo en lobo, tal como detalla Ovidio en Metamorfosis.
Publicado por Don Gaiferos en 5:01 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas:

PLURIEMPLEO

Me cago en la puta leche; tengo que teclear con una mano porque me corté en el índice y pulgar de la otra cuando preparaba unas membranas para, a mi recto entender (risas), trabajar con éxito en una dispersión coloidal con la que experimento para mejorar el rendimiento de un lubricante. Esto de los coloides no encierra misterio alguno. Un coloide (también llamado fase dispersa) consiste en una dispersión de pequeñas partículas de un material en otro. El tamaño de estas partículas (alias micelas), como es lógico, depende de las propiedades del material con el que se trabaje, aunque suelen oscilar entre los 100 y los 10.000 angstroms (Unidad de longitud equivalente a 10^-8 cm. Su símbolo es una A con un circulito en la cúspide). De cajón y redundante es denominar a estas partículas como partículas coloidales o fase dispersa, y medio de dispersión o fase continua al medio. Tanto las partículas como el medio de dispersión pueden estar en fase sólida, líquida o gaseosa.

Por no resultar pesado os pongo, a la pata la llana (esto es un intento divulgativo y nada más) el modo en el que se clasifican los coloides y cuatro cosas más:

1> Según la fase de las partículas coloidales y el modo de dispersión.
a) Si el medio de dispersión es un gas.
b) Si el medio de dispersión es un líquido.
c) Si el medio de dispersión es un sólido.

2> Según la afinidad entre las partículas coloidales y el medio de dispersión.
a) Coloides liófilos. (Del griego: "afición")
b) Coloides liófobos. (Del griego: "aversión")

3> Según su composición química.
a) Orgánicos.
b) Inorgánicos.

4> Según la forma de las micelas.
a) Globulares.
b) Fibrosas.

¿Como se preparan estos sistemas de partículas finamente divididas y suspendidas en un medio? Por una parte mediante Molinos coloidales (1), Electrodispersión o Ultrasonidos. Por otra, y centrándonos en el resultado de algunos procesos químicos, mediante Reacciones de precipitación, Reacciones de óxido-reducción o Cambio de disolvente.

Carazterizandose el estado coloidal por el hecho de que los fenómenos de superficie entre las partículas y el medio predominan sobre los efectos de volumen, alguna propiedad característica debe de tener. Desbrocemos las fundamentales únicamente a modo informativo:

a) Efecto Tyndall.
Las disoluciones canónicas y al uso (me refiero aquí a una mezcla homogénea cuyos componentes no pueden separarse por medios mecánicos) suelen ser claras y transparentes, algo que no ocurre con las suspensiones coloidales... Veamos como explico esto de forma comprensible... Vale, creo que lo tengo. Si tomamos una "disolución" coloidal y la colocamos perpendicular a un haz de luz que la atraviese, veremos como ésta se nos muestra turbia y posiblemente dinámica (hacer notar que con el aumento de la temperatura se reduce la estabilidad de los sistemas dispersos; esto porque al disminuir la viscosidad aumenta la movilidad de las partículas o gotitas dispersas) , tal como nos cuentan los novelistas que ocurre cuando el sol que penetra en una habitación por el resquicio de una ventana -y por ende propicia zonas con distinta intensidad luminica- da con el polvo de años que flota en el aire. Así, si en un zaquizami con escasa luz, o en la oscuridad, iluminamos directamente una disolución y una dispersión coloidal veremos cómo en la primera, la disolución permanece en la oscuridad, mientras que en la dispersión de marras veremos minúsculos y no diferenciados puntos de luz. Este fenómeno, basado en la diferencia entre el índice de refracción de la fase dispersa y la del dispersante, es lo que conocemos como efecto Tyndall.

b) Electroforesis.
O migración de las partículas coloidales merced a la acción de un campo eléctrico a través de un gel (2). La velocidad de desplazamiento viene a depender de la carga eléctrica global y del peso molecular de la particula con la que se trate. Esto prueba que las partículas coloidales están cargadas con respecto al medio dispersante.

c) Sedimentación.
El concepto más entendible para el caso es el de la precipitación de sólidos a partir de sus "soluciones" acuosas. Las dispersiones coloidales pueden pasar por estables en condiciones normales, pero sometidas a fuertes campos gravitatorios sus partículas tienden a sedimentarse. Por no ir a realizar la prueba a una estrella de neutrones se utilizan para ello centrifugadoras ultrarapidas. En alguna revista especializada las he visto hasta de 2000 revoluciones por segundo. Increíble pero cierto. (Acaso otro día os cuente como y con lo que se fabrican).

d) Diálisis.
Concepto extendido gracias a la hemodiálisis clínica. Se trata de un método para la separación de las partículas dispersas de elevado peso molecular (coloides como hemos visto) de las de bajo peso (cristaloides), en su pasaje a través de una membrana (3) semipermeable que únicamente deja pasar las moléculas pequeñas (agua y cristaloides). En la diálisis es de contar el efecto tamiz y la diferencia entre las velocidades relativas de difusión de las sustancias disueltas y las partículas coloidales.

e) Viscosidad elevada.
Dependiendo de la naturaleza del liquido, de la temperatura y de la presión, diremos que la viscosidad es la resistencia interna que presenta el liquido de referencia al movimiento relativo de sus moléculas. Las dispersiones coloidales, merced al elevado tamaño de sus moléculas, resultan altamente viscosas. A los coloides macromoleculares hidrofílicos laminares o ramificados dispersos en agua se les conoce como mucílagos. Los más conocidos son el de goma arábiga y el de goma tragacanto.

f) Alto poder adsorbente.
Se trata aquí de la atracción ejercida por la superficie de un sólido (adsorbente) sobre los átomos o moléculas (adsorbato) de un liquido o un gas. Hacer notar que la misma cantidad de sustancia ejerce mayor poder adsorbente si se encuentra finamente dividida. La adsorción (4) puede ser de líquido sobre líquido, líquido sobre sólido, gas sobre sólido y sólido sobre sólido, aunque los casos de mayor interés son los de gases sobre sólidos y de partículas de una solución igualmente sobre sólidos.

g) Floculación.
O coagulación, por entendernos mejor. Dicese del agrupamiento de micelas por acción de las fuerzas atractivas. Un poco a lo bruto y para que lo entendáis: Formación de un sólido en el seno de un sistema coloidal. Sí, por ejemplo, se añaden líquidos deshidratantes (alcohol, acetona) a coloides hidrófilos, pueden precipitar éstos por disgregación de la capa de moléculas de que se recubren. Un "liquido coagulante" es necesario que no actúe como disolvente del coloide (5) y que sea miscible con el medio de dispersión.

Y aquí doy golletazo a este mucilaginoso invento.


NOTAS:

1.- Utilizo uno de dos pares en cascada. Cada uno de los pares, conectados entre si por un cilindro que hace las veces de embudo, consta de dos discos concéntricos situados a escasa distancia (mayor en el par superior o de ataque) que giran, en sentido opuesto, a un alto numero de revoluciones. Como es fácil de intuir por el molino ha de pasar el medio dispersante junto con aquella sustancia que pretendamos dispersar.

2.- En esto no es inusual que cada operador prepare el gel que la naturaleza de su trabajo requiera, de modo que sus poros, por ejemplo, tengan diversos tamaños para separar las partículas de acuerdo a un rango especificado de tamaños y formas.

3.- Olvidados el pergamino y el celofán, hoy es común el uso de membranas de nitrato y acetato de celulosa.

4.- Conviene no confundir adsorción, proceso que describe la atracción que ejerce la superficie de un sólido sobre los átomos o moléculas de un liquido o de un gas, con absorción, que da lugar a la penetración homogénea de las partículas de una sustancia en el seno de otra...

5.- El término coloide procede de las palabras griegas cola y forma, y fue aplicado a mediados del s.XIX por Thomas Graham, químico natural de Glasgow que también ejerció como director de la Casa de la Moneda del Imperio, para designar a compuestos que no cristalizaban y se dispersaban muy lentamente cuando se intentaba disolverles en agua: albúmina, gelatina, almidón, gomas vegetales, etc.
Publicado por Don Gaiferos en 4:54 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas:

Estajanovistas porque si


«Lo que una vez ha nacido, esto parece nacido para todos» (*)

¿Pluriempleo? Coño, ¿en que estaría mi caletre cuando páginas atrás voy y me quejo de lo mucho que con el oficio bailo?. No lo hubiera hecho con tal gratuidad y arrogancia, de verdad, si antes llego a percatarme del gran numero de aplicados estajanovistas que corrieron por este valle de risas y sarcasmos con mucho mérito y aprovechamiento, y por los que siento sumo respeto y gayo afecto. Caído del árbol y un poco a la remanguille, ahora os citare a unos cuantos de corrido:

Un señor griego del año de la nana dicho don Arquitas de Tarento, filósofo pitagórico (o sea políticamente incorrecto), general, estadista, matemático, y dice la peña que inventor del peloteo - léase rosca - y de la polea...
¿Quién fue el primero en determinar con precisión la pedrada que hay hasta un astro situado fuera del sistema solar?, pues el alemán Bessel (Friedrich Wilhelm), amigo de cálculos y paralajes estelares exactos, físico, matemático, geodesta; constructor y director, hasta su muerte, del observatorio de Könnigsberg...
Italiano él, se estudia en mecánica una junta que lleva su nombre (junta cardan), y que no es otra cosa que un acoplamiento de dos árboles que permite cualquier desplazamiento angular de uno respecto a otro; escritor prolífico como el que más, nuestro buen Gerolamo Cardeno también ejerció como matasanos, matemático y filósofo de la naturaleza...
Bávaro, superviviente preadoslescente y único del derrumbamiento de un edificio, tísico, constructor de aparatos ópticos, astrónomo y físico fue don Joseph von Fraunhofer, que a día de hoy da nombre a varios institutos...
Otro que echó buenos ratos enredado con las matemáticas, la astronomía y la filosofía fue don Georg von Peurbach; maestro también del autor de "De triangulis omnimodis", otro pluriempleado de nombre Johann Müller, alias Regiomontano...
«He estudiado, ¡ay!, filosofía, jurisprudencia y medicina, y también, ¡por desgracia!, teología; profundamente, con apasionado esfuerzo. Y heme aquí ahora, ¡pobre loco!, tan cuerdo como antes. Soy magíster, y hasta soy doctor, y ya va para diez años que, por altos y bajadas, por llanos y revueltas, a mis discípulos de la barba llevo...» (**), escribió Johann W. Goethe, abogado, poeta de campanillas que a servidor deja indiferente, teórico "gilipichi" del arte, escritor sobre ciencias naturales y ministro...
Poner aquí a un concejal y luego alcalde, con el asco que por ambos cargos profeso, se me hace extraño, pero tal es el caso de Otto von Guericke, científico que tiene universidad en Magdeburgo...
¡Dios me libre de que aquí falten "mis señores" Leonardo y Keplero!...
Elegante en el vestir, como si fuera un hombre con afán de lucir, enmarcado en las paredes de sapientisimas instituciones, refinado y con un punto de frivolidad, sale en los retratos Vasilievich Lomonosov, poeta, filólogo adelantado, profesor de química en la Academia de Ciencias de San Petersburgo, físico a la alemana y fundador de la Universidad de Moscú...
Franchute, fraile mínimo, coleguilla de Descartes, latinista, traductor, matemático, físico, y enteradillo de la cosa esta de la música, fue fray Marin Mersenne...
Descubrió una banda o cinta que pasa por ser - históricamente - el primer caso de una superficie de una sola cara, aunque tal acontecimiento esté lejos de ser su mayor contribución a la ciencia, que, Ferdinand Möbius, nacido en Schulpforta (Sajonia), explicó las más novísimas teorías de astronomía, perfeccionó instrumentos de observación, investigó en campos matemáticos diversos (la función de Möbius es muy utilizada en Teoría de Números), amplió el por entonces corto concepto de coordenadas, y yo qué sé cuantas cosas más; suelo consultar un Tratado de Estática que publicara en 1837...
Buscaba hace un rato un articulo en una vieja revista cuando di con la necrológica de Bertrand Russell, al que pongo aquí por lo variopinto de su trabajo...
Otro que igual bailaba fue Wilhelm Schickhardt, astrónomo, matemático, inventor, orientalista...
U Otto Yulyevich Schmidt, que también se digno en meter la nariz en cantidad de asuntos...
De envidiar fue el teórico francés Girard Desargues, tan asquerosamente rico que jamas hubo de dar un palo al agua para ganarse la vida; lo suyo fue la ingeniería militar, echar buenos ratos con los matemáticos más excelentes de su época, investigar, viajar e inventar relojes de sol inverosímiles...
Otro que trasteo lo suyo con la ingeniería militar fue el holandés Simon Stevin, cosista también, como el Adam Ries del que os hablé en la posada anterior...
Termino con Wren, Christoper, arquitecto, físico, astrónomo y matemático; a Wren se le echa la culpa del estilo georgiano: catedral de San Pablo, observatorio de Greenwich, hospital de Chelsea...


(*) PLINIO EL JOVEN: «Panegírico de Trajano».
La cita está extraída de «Mare liberum, sive de iure quod Batavis competit ad Indicana commercia, Dissertatio», de HUGO GROCIO. La edición que manejo, titulada «DE LA LIBERTAD DE LOS MARES», y publicada por el INSTITUTO DE ESTUDIOS POLITICOS (Madrid, 1956), está extensamente anotada y complementada por un esclarecedor estudio preliminar a cargo de Don Luis García Arias. Se me ocurre ahora que cambian los tiempos pero no los afanes "gubernamentales" por controlar todo lo que esté a su alcance. Este librillo, de poco más de ciento sesenta páginas de letra desahogada, bien vendría que lo leyéramos, críticos pero con modestia, todos aquellos que batallamos por la libertad en redes.

(**) Son estos los versos preliminares de Noche, que abre la primera parte de FAUSTO.


De rara varia.

Todo tiene su contrapartida. Lo cual que en tanto mi cansino organismo repara el estropicio dactilar que llevo, festejo y gasto las horas paseando la ciudad con los ojos del doctor Paillalef al lado. Mi compañero de correrías es agrónomo por necesidad, reidor por lo bajini, antropólogo de vocación, cabezón, corto de estatura e historiador del ferrocarril; la color de su tez es como la de los botijos con solera y se dice mapuche (de mapu -tierra- y che -hombre-) puro. Sabe contar las cosas como si las llevara escritas, habla con garganta de flauta y tiene un vocabulario que le lleva a expresarse como yo quisiera: por don Francisco de Quevedo. Para la ocasión conferenciante, es mi tutoriado -en calles, plazas, pocos museos y muchos antros- natural de Nauquén y vecino de Santa Fe de la Vera Cruz. Todo esto quiere decir que es argentino.

A propósito de rondas: Como no todo van a ser sacrosantas tabernas, hoy nos hemos ido a pasillear y a pelar la pava a la Facultad de Ciencias, donde por ser día señalado nos han obsequiado con una pretenciosa bolsa azul sobre la que campea, en grandes letras blancas, una leyenda que dice: "UNIVERSITY WELCOME PACK". Así, como lo cuento, sin rubor y con dos cojones, dando la impresión de que en castellano los universitarios van sobrados. Aunque tampoco deben de estar muy seguros, que debajo de estos ilusorios letrones hay en letra pequeña una advertencia que reza: "Una bolsa perjudica seriamente el aspecto del suelo". ¡Que puta manía de acudir a la inglica parla con necedad y sin necesidad!*. Su contenido: CDs propagandísticos varios, marcapaginas magnéticos en forma de bisagra, publicidad institucional (engañosa cual espejismo), vales descuento para una mano de libros que nadie comprara, una cartera portadocumentos deleznable, un trío de bolígrafos resecos y una baraja española. Este ultimo regalo, se conoce que destinado a poner a la tropilla estudiantil en su sitio, es decir en el bar, tenedlo por el único que me ilusionó. Por cierto... ¿a que norma general obedece el hecho de que las cafeterías de las facultades de ciencias sean más paupérrimas y deslucidas que las del resto de especialidades? ¿Se tratara de una adecuación medida y temprana de cara al futuro que a cada uno le espera?

Decidido. De aquí a un par de días, el profesor Sinaí y este divagante aposentaran sus vareados culos en sendas bicicletas y se irán al Bajo Aragón para quijotear durante toda una semana. Acaso os cuente algo de lo que ocurra, que estas escapadas improvisadas - si el tiempo y los controles de alcoholemia lo permiten- siempre dan para emborronar unas cuartillas. Las ganas y el tiempo lo dirán.

*En la red esto llega a ser deletéreo para el idioma, enfermizo. Hay actuarios (Hoy me sale del nervio del regocijo nombrar así a quienes dejan en red y a modo de acta lo que de su caletre brota) que deben de tenerse, mediante el torpe e inope recurso de cortar y pegar , por cultos y exquisitos, ya que referencian en parla ajena lo que ni en la propia llegan a entender. Claro, que de alguna manera han de revocar su ignorancia; lo veo hasta humano. Pobres horteras, pobres gilipollas con el entendimiento quebrado.
Publicado por Don Gaiferos en 1:58 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas: ,

De la Severa Estupidez Pensionada


Reconozco, aunque esté lejos de lamentarlo, que la falta de tiempo a la que me somete el jodido trabajo consigue, en no pocas ocasiones, convertir a estas posadas en puro anacronismo. Desearía ser actual pero no puedo. Es el caso, por tal, que las notas que hoy en cualquier hotelucho tome sean, cuando aquí las plasme, como mozalbetas con el horoscopo entre eles a la deriva, tornadas en putarracas bubosas y enmohecidas... o, como dicho queda, en componedoras de a real de aquello que, en su día, al santo tirso ofrendaron. Y notas he arrojado a la basura, pero que muchas, en las que, a modo de chufla y con escarnio, reflejaba mi opinión sobre los últimos regates políticos que los tiempos han deparado. No voy a doblar ahora el espinazo para rescatarlas de la papelera. No lo necesito, se al dedillo de lo que trataban... Permitir que, con más prisa que criterio y a zancadas, haga un par de consideraciones de trámite sobre el tema.

Calzo ahora con recias botas camperas, me llego al albañal político que nos toca vivir y sufrimos, pinzome la nariz por no caer desvanecido, y escarbo con la memoria en el amplio plantel de flores del mal que crecen obscenamente jubilosas entre fango y excrementos. Escarbo, por ejemplo, en las ultimas elecciones norteamericanas, esas con las que prensa, radio y televisión nos han estado dando la barrila durante tantos y tantos días. Es curioso que siendo los comicios allí, en EEUU, fuera aquí donde los diéramos ambiente mediante estúpidos y risibles juegos de marionetas. ¡Joder, con que sospechosa pasión se adherían algunos medios a un determinado candidato! ¿Sería acaso porque el triunfo de este les absolvía de algún pecado pasado? En fin, que hasta que no finiquite estas líneas no me quitare la pinza de la nariz. A servidor igual le dan tirios que troyanos. Por no ser, servidor no es ni demócrata; en este país no..., me niego rotundamente a ser reconocido como tal. En otro lugar puede que tuviera por honor serlo, aquí, en España, reitero que no: Ni pondero ni admito una constitución de cumplido que junto a una monarquía harto sospechosa me metieron con un palo y miedo por el culo; no creo en un sistema electoral en el que el valor de los votos es fluctuante, pues su eficacia viene a depender de la circunscripción en la que se emita; no creo en la "partidocracia", que es lo que es España, donde el diputado que me representa debería de representarme ni sabe que existo, y, cuando lo pretendo, piensa que yo soy un mierda y el un príncipe de Sirio; odio el pisto que los electos se dan, cuando los hijos de la tierra, por razón, numero y buen cobrar, son empleados de los demás; me repatea que estos transiglesuelos de mierda se sirvan para sus fines de instituciones que tienen como propias y pagamos el común; aborrezco que en su amor por el poder y el metal amonedado se desgreñen entre si sin importarles un carajo el puesto que se les ha dado para servir; me afecta de sobremanera que..., bueno, que les voy a contar a ustedes, gente inteligente.

Sigo con la rabieta, que acabo de oír que quienes deben de velar por la cosa publica se van a tomar, con dos cojones y sin nadie que les ladre, vacaciones hasta febrero. ¡Y quienes tan ricamente les pensionan trabajando como mulas! Asco, es la palabra.

Decía -o quería decir- que malos vientos soplaron para aquellos a quienes se les ensanchó la boca como zapatilla vieja al manifestar que, por mentir, el electorado nortaca castigaría al belicoso memo tejano en beneficio del merluzo con cara de palo típico de la ivy league. ¡Redios, como si el engaño no fuera el mayor patrimonio de quienes gobiernan! Con semejante vara de medir, a doce docenas (los demás no cuentan, son votos de conventículo, culos agradecidos, vileza y desidia, cuatreañados, numero y mierda) de los que aquí sientan sus reales debiéramos de privarles de oficio, reputación y crédito, ponerles en cepo, el culo al aire y con el oso que devoró a Favila a sus espaldas. Y cito a Favila porque aquí igual se miente que se coge a la historia por los güevos y se la hace decir blanco donde todo el mundo sabe que es negro. Pero esto tengolo por pecado venial, por soflama de delincuentes de barrio, por traición de quienes inventan agravios destinados al consumo de credulos y cortos de entendimiento. Ya digo, aquí hay cosas peores. Aquí se pisotean los derechos humanos y se categoriza a los ciudadanos en directa dependencia del lugar en el que nacen; así los españoles lo somos por divisiones, por sangre y geografía, o seguramente, tan trapacera es esta voraz carcoma, por la línea agnátatica que el azar nos dio o cualquier otra chorrada. Aquí a quienes han de velar por la justicia y la equidad se les toma por menos que a pito de sereno, se descojonan de ellos y, a las instituciones a que representan, se las alicata al gusto del vertedero de reheces que gobierne. Natural, que la grey trapisondista que nos toca, piensa antes en sus privilegiadas poltronas que en el discurrir cívico de aquellos a quienes con tan notable negligencia dicen servir. ¡Hostia, pero ojo, que a menos que seas una puta anomalía andante, malo como la tiña, raro como perro verde, hijo de aberraciones y hediondeces, o pescador de río revuelto, en un amén te difamaran y cerraran la boca, pues son pajarracos con las entretelas tan podridas que se alborotan como basiliscos en cuanto la critica les toca!. Luego están los que por agradar a quienes les jalean gastan lo que ni es suyo ni tienen; estos, luego gimotean cual plañideras, mascullan como bordelleras, amenazan y hacen lo que sea a fin de que porque las cuentas les cuadren nos metan gabela hasta por cagar bajo techado...

Soy estúpido. Acabo de caer en la cuenta de que este desaforado pero sincero exordio tiene a las elecciones norteamericanas (1) como punto de partida. Ni que no hubiera en este solar tela que cortar. Coño, pero si hasta leer la prensa más ortopraxica marea. Joder, que zarramplines con tan poca o nula vocación laboral nos gobierna. Pero dado que a todo zapia habido o por haber bien le toreo, por mi que sigan; sobre todo el casposo gineceo de cupo y el zapallo de exteriores, que son la avifauna con la que más risas gasto. Más con este ultimo, milagrero que al cursilindo y cansino zp va a estirar hasta hacerle capicúa, o sea zpz (zoquete pegado a zoquete, zoquete y medio por lo menos). Y callo, no sea que me contagia con su talante/talento y termine sumando con los dedos. Es Navidad empero, la niebla agota al día, me siento melancólico y, obsequioso, deseo para estos monstruos de la razón morcilla; morcilla como la que dejan los perros por las calles de Sevilla. Al fin y al cabo, señores, servidor, que no es muñidor de nadie, ni a favor de "idem" debe de hacer proselitismo o argumentar, se limita -por así decir- a tomar la navaja de Ocan entre los dientes y simplificar al máximo. Por cierto, dolorosa simplificación con la que pocos gustan retratarse. Igual me da: Los políticos profesionales y sus escribidores de cámara me pillan igual de lejos que su legendaria casa original, aquella que dicen los Evangelios (2) se encontraba en el camino de Jerusalén a Jericó y Khan el Hathrur (3) llevaba por nombre.


1.- Siempre he pensado que el desbarajuste de la política exterior norteamericana, con toda esa resaca de efectos que hasta en casa notamos, viene a la perfección explicitado (pese a los años y al cambio de "enemigo de ración") en el prologo de un librito de William J. Lederer intitulado «A NATION OF SHEEP», y traducido por Ramón Gil Novales como: «UNA NACION DE BORREGOS». Debo de tenerle bastante a mano, así que mientras que como un bocata le buscare y os pondré el discurso introductorio de marras.

Dicho y hecho:

PROLOGO

En los dos años y medio que han transcurrido desde la publicación de El americano feo, Eugene Burdick y yo hemos recibido más de ocho mil cartas. Dichas cartas nos han llegado desde todos los puntos del país y han sido escritas por gente de toda clase. Sin embargo, en su mayoría pertenecían a ciudadanos «corrientes» y, de una forma u otra, hacían las mismas preguntas: ¿Qué puede hacer el ciudadano medio, con respecto a la actitud de Estados Unidos en los asuntos internacionales? ¿Cómo puede el hombre de la calle evitar los errores que nos han llevado a ayudar a nuestros enemigos en extensas zonas del mundo, zonas en las que, hacía quince años, nuestra influencia era enorme y gozábamos de alta estimación?

Estas preguntas son inquietantes, y la verdad es que tanto el profesor Burdick como yo, en El americano feo, no hicimos más que insinuar las soluciones. El meollo del asunto reside en la causa de los errores, y la principal es la ignorancia, una tremenda ignorancia nacional de los hechos que ocurren en el resto del mundo. Una nación, o un individuo, no pueden funcionar bien a menos que comprenda y aproveche la verdad. Y puesto que Estados Unidos es una democracia, la respuesta a las preguntas formuladas en las cartas de nuestros lectores es que todos debemos estar mejor informados.

Como la mayoría de las soluciones sencillas, ésta es de difícil aplicación. Concretamente es difícil en Estados Unidos actualmente, ya que la verdad no se aprovecha ni con mucho. El propio Gobierno ignora con frecuencia los acontecimientos más evidentes que se desarrollan en otras naciones. La prensa está tan convencida de que l pueblo americano no desea conocer la cruda realidad de los asuntos internacionales, que su información es mera rutina, y esa falta de auténtica información ha hecho de Estados Unidos una nación de borregos - inquietos, pero demasiado apáticos e ignorantes para saber el motivo de su inquietud- que aceptan cualquier solución facilona, proporcionada por una fuente aparentemente mejor informada.

Este libro ha sido escrito con la convicción de que algo puede hacerse para mejorar nuestra situación, y que ese algo ha de hacerlo el ciudadano medio. Esta es, así lo espero, una útil respuesta a las preguntas planteadas en El americano feo.

W. J. LEDERER

Lowell House.
Cambridge, Massachusetts.
10 de diciembre de 1960.



2.- (Lucas X, 30-37)

3.- Etimológicamente "posada de los ladrones"
Publicado por Don Gaiferos en 1:22 p. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas: ,

Addenda


Anónimos la mayoría de ellos, estos son otros "PLURIEMPLEADOS" de cuyo ingenio me he servido:

site des Cartes Philatéliques
http://perso.wanadoo.fr/joel.puissant

Rimbaud (Ramón Buenaventura)
http://rimbaud.rbuenaventura.com

Universidad Católica de Valparaíso
http://icc.ucv.cl/obrasviales

BIOINGENIERIA On The Net
http://www.bioingenieros.com

AT&T Worldnet
http://home.att.net

The University of Tennessee
http://www.utm.edu

Seattle Community Network
http://www.scn.org

Biblioteca de la Universidad de Sevilla
http://www.fondoantiguo.us.es

ASTRONOMIA AUTODIDACTA
http://almaak.tripod.com

BIBLIOTECA VIRTUAL Joan Lluís Vives
http://www.lluisvives.com

El PODER de La PALABRA
http://www.epdlp.com

UNIVERSIDAD DE COSTA RICA
http://www.ucr.ac.cr

Maitreya Sangha
http://sangha.net

Andrews University
http://www.andrews.edu

Russian Academy of Sciences
http://hp.iitp.ru/eng/home.htm

Institut für Mathematik und Informatik
http://www.math-inf.uni-greifswald.de

EL PODER DE LA PALABRA
http://www.epdlp.com

Don Quijote de la Mancha
http://www.quixote.tv/index.htm

Institutt for Informatikk
http://www.ii.uib.no

Teaching with Technology
http://ccat.sas.upenn.edu

UNIVERSITY OF MICHIGAN
http://www.cscs.umich.edu

ricco maresca gallery
http://www.riccomaresca.com

MISKATONIC UNIVERSITY
http://www.miskatonic.net

Archivo General de la Nación (CO)
http://www.archivogeneral.gov.co/version2

Cornell University Library
http://fantastic.library.cornell.edu

University of Utah
http://www.math.utah.edu

PictureLibrary
http://piclib.nhm.ac.uk/piclib/www



Es hora de volver a mis asuntos. Dentro de nada, los pequeños de mis vecinos subirán extremadamente abrigados a la terraza. Ninguna estrella verán que el puré de niebla las oculta, pero en compensación vislumbraran, entre las chimeneas, la capa azul orillada de oro de algún Rey Mago. Esa es mi tarea. Venga, amigos, a ser felices y políticamente incorrectos, única composición capaz de acabar con la insolvencia cultural e intelectual que nos acecha. ¡Abajo el pensamiento débil! ¡Viva la inteligencia creadora! OS DESEO LO MEJOR.
Publicado por Don Gaiferos en 11:35 a. m. |   Enlaces a esta entrada
Etiquetas:
Suscribirse a: Entradas (Atom)