miércoles, mayo 09, 2007

El Pene del Delfín... de Francia.


Confieso que la idea para la presente capillada me la sugirió un articulo del siempre mesurado J.P. Quiñonero en el que abordaba las peculiaridades sentimentales (léase sexuales si se quiere) de la ampulosa clase política francesa.

Lo cual que en tanto me centro un mínimo y pongo en orden mis notas de viaje, llenare este espacio con las no menos peculiares relaciones que el futuro Luis XIII mantuvo durante su infancia con los adultos y el sexo. Piedra angular del relato es el diario sobre la infancia del "príncipe" llevado con extrema meticulosidad por monsieur Heroard [1], su médico de cabecera.

Tomo pues de una estantería el libro[3] que corresponde, le rasuro someramente (recuérdese que el polvo es la barba de los libros) y paso a copiar a la letra lo que interesa:


El diario de Heroard

El 27 de septiembre de 1601 nace Luis [2].

#1602

24 de julio. Vestido ya a las siete de la mañana, experimenta un gran placer y ríe a carcajadas cuando su nodriza le hace cosquillas en los órganos genitales con la punta de los dedos.

11 de septiembre. Mademoiselle de Ventelet le cuenta que él va a dormir con la infanta (con la cual está comprometido -13 años más tarde, en efecto, se convierte ella en su mujer). Ello le provoca risa.

27 de septiembre. Juega con sus genitales y contrae el vientre para poder verlos mejor (Il se3 joue à sa guillery, repousse son ventre en dedans, qui l'empechoit de la voir).

5 de noviembre. Va a comer con el rey. Deja que varias personas (cortesanos) besen sus órganos genitales. Los cortesanos son mencionados expresamente: Monsieur de Souvre, Monsieur de Termes, Monsieur de Liancourt, Monsieur de Zamet.

12 de diciembre. Hacia las nueve menos cuarto juega a algunos juegos. Se le pregunta: «¿Dónde está el tesoro de papá?» El se muestra a sí mismo y se golpea el vientre. Yo le pregunto: «¿Dónde está el tesoro de la infanta?» El pone la mano sobre sus genitales.

#1603

Su nodriza le pregunta a un cortesano qué ha cenado por la noche. El cortesano responde: «Pollo, salsas, etc» Luego le pregunta al Delfín: «Y tú naricita graciosa, mi pequeño tesoro, ¿qué has comido por la noche?» El responde riéndose: «Mierda» («de la merde»).

#1604

8 de junio. Al levantarse no quiere ponerse su camisón y dice: «Nada de camisón primero quiero echar leche por mi picha» («je veux donner premierement du lait de ma guillery»). Se la sujeta, hace como si tirara de de sus genitales y comienza a hacer «ps, ps, ps», nos salpica a todos con eso y sólo entonces se deja poner el camisón.

12 de agosto. Despierto a las ocho de la mañana, llama a Mademoiselle Bethouzay y le cuenta: «Mamachel, mi picha juega al puente levadizo, arriba y abajo, arriba y abajo. («le vela levé, le vela baissé»).

25 de octubre. Va donde Madame y juega allí con una pequeña cama de terciopelo que le habían regalado a ésta en el día anterior. En ella están Holoformes decapitado, su cabeza y Judith. El pregunta: «¿Dónde está la mujer?» Se le responde: «Ahí». Y él replica: «Eh! ne faut-il pas que la femme soit sous l'homme?» («¡Cómo! ¿No debe estar acaso la mujer debajo del hombre?»).

5 de noviembre. Es llevado adonde la reina. Madame Guise le muestra la cama de la reina y le dice: «Monsieur, voilà où vois avez été fait» (Monsieur, aquí es donde Vd. fue hecho»).
El replica: «Avec maman» («Con mamá»).

#1605

10 de febrero. En este día se ha casado Davienne, su cocinero. El dice: «Mi gran pedazo de asado se ha casado; ahora tiene mujer y va a dormir con ella».

11 de junio. Después de haber comido con la reina. Una vez que él y Madame de han desvestido, se acuestan desnudos en la cama junto al rey, se besan, se susurran («gazouillent» chillan, gorjean, susurran, ¿ambivalente?) y le provocan al rey mucho placer. El rey pregunta: «Hijo mío, ¿donde tiene la infanta el paquetito?» («le paquet de l'Infante»). El lo señala y dice: «pero no hay ningún hueso adentro, papá». Luego, después que el pene ha comenzado a ponerse erecto: «ahora sí, y muchas veces sí que sí».

19 de junio. Se pone a cantar una canción de cuna:
Bourbon l'a tant aimée
Qu'à la fin l'engrossa
Vive la fleur de lis...
(Borbón la amaba tanto, que por fin la dejó encinta. Viva la flor de lis...)

#1606

20 de abril. Juega con su nodriza, la besa, la acaricia, le desabrocha el vestido y le chupa las tetas.

7 de mayo. Mademoiselle Mercier, una de sus camareras, acaba de pasar la noche en la misma habitación que el Delfín y sigue recostada en su cama, frente a la de él. El juega con ella y le cuenta luego a su nodriza que ha podido ver su vagina mientras jugaba.

26 de junio. Conversa con las señoras de Vitry y de Saint-Georges. Aquí Heroard se vuelve en su relato claramente más escueto e indirecto: «... il dit mots noveuaux et paroles honteuses et indignes, disant que celle de papa est bien plud longue que la sienne, qu'elle est aussi longue que cela, montrant la moitíe de son bras»
Aclara el traductor: «... inventa palabras nuevas y dice frases vergonzosas e indignas, dice que la de su papá es mucho más larga que la suya, que es así de larga, y muestra la mitad de su brazo».

23 de agosto. Madame de Saint-Georges le pregunta: «Monsieur, ¿dónde hay que mirar para saber si es una mujer o un hombre?» - «Entre las piernas».

#1607

26 de enero. Asiste a la representación de una pieza de teatro, una farsa en la que Laforset hace el papel de marido engañado, el barón Montglant el de la esposa infiel e Indret es el amante.

16 de junio. En la cama con Madame de Montglat y su marido.

19 de noviembre. Va a las habitaciones de su ama y de Madame de Montglat y les hace burlas porque siempre están en la cama con sus maridos.

14 de febrero. Desvestido hacia las diez de la noche y metido en la cama , me pregunta, después de haber rezado la oración de la noche: «Mousseu Heroua, ¿puede Usted adivinar díonde tengo mis manos?» - «Señor, entre las piernas». «Las pongo siempre sobre mi picha» («je les mets toujours sur ma guillery»).

#1612

26 de enero. Después de la cena la reina le dice: «Hijo mío, quisiera casarme con Usted, ¿está Usted de acuerdo?» - « Sí, señora». - «Pero Usted no sabe cómo se fabrican los niños». - «Por cierto que sí, señora». - «¿Y cómo lo sabe usted?» - «Monsieur de Souvre me lo ha enseñado».



Y con esto doy cabo a las - me parece a mi - prematuras querencias venereas del “lindo don Luis”. Decir por acabar, sin embargo, que llama la atención y sorprende la escasa escrupulosidad con la que se trataba sobre lo sexual en el seno de la clase aristocrática francesa, así como la conducta desinhibida que observaban los cortesanos frente al príncipe heredero. Toca ahora, picado por la curiosidad, averiguar en que época y condiciones se impusieron los tabúes y constricciones sobre la sexualidad a los que nos acostumbró la clase burguesa.


NOTAS:

1.- Especifica la autora: “Heroard estaba al servicio de María de Médicis, cuyo interés por el Delfín, o sea, por el sucesor masculino del trono, era primordialmente un interés político que Heroard, sin duda, halagaba con su particular atención hacia las cualidades fálicas del infante Luis XIII.

2.- Contemporáneo del gabachin en balbuceos, mocos y babas fue nuestro Felipe IV, a quien conociendo el paño que guardaba el arca de los Austrias, no imagino en trances gozosos semejantes. Cierto que con el tiempo resultaría el pájaro de lo mas extremoso: tan piadoso como rijoso, tan trentino como libertino y putero tapado. Aun obviando el concurso de cortesanos pelotas, aquel encoñamiento suyo que dio lugar al episodio del Convento de San Placido no deja de ser memorablemente sabroso.

Para obtener una visión general sobre la época de tal genitor de modorros recomiendo la consulta de la obra de José Deleito y Piñuela; en especial de los amenisimos y nada farragosos "El rey se divierte" y "La mala vida en la España de Felipe IV".

3.- «El juego de los niños» Estudios sobre la génesis de la infancia, por D. Elschenbroich. Colección: "Promoción del Pueblo", nº 36.


Don Gaiferos (el "don" es imprescindible)

Publicado por Don Gaiferos en 6:15 p. m. |  
Etiquetas: ,