martes, agosto 07, 2007

De Don Gámez y el mentir de las "estrellas"

Señores Censores, una chanzoneta popular viene a decir:

El mentir de las estrellas
Es muy seguro mentir,
Porque nadie ha de subir
A preguntárselo a ellas...


Y es que el motivo de esta posada no es otro que el de afear la conducta de quienes mintiendo con toda frivolidad, siéntense ofendidos cuando, quien sea, les restriega la razón por el rostro. ¡Y de que modo se ofenden, qué atrocidad, que golpe para su "honor" resulta ser la verdad!...

En suma, manifestar mi más firme apoyo a Luis Alfonso Gámez. Respaldar con todo vigor la totalidad de lo que hasta la fecha, y referido a la obra de Juan José Benítez, ha escrito o declarado.

Si, he tenido ocasión de comprobar que en cada línea por la que el inclito autor (I O I O I O) descuelga la pluma deja, invariablemente y sin aviso de invención, una barbaridad, una melonada, una contradicción, un despropósito, un embuste...

Dramatizo y sigo:

- ¡Me río yo de Julio Verne!.
- Y eso?... Don Gaiferos.
- Planetanoseque; ese "indómito" ricino suyo que ponen en la tele.
- Es verdad. El de los cabezones líticos que vuelan.
- Y el de una corseteria, dicha "La Parisien", administrada por un americano en la Luna.
- ¡Ah! ¡vaya modo de desbarrar!
- En efecto, señora Otilia. Piense usted que los charlatanes diligentes y aplicados a cualquier cosa que tocan, por nimia y pedestre que sea, por la magia de la credulidad y mediante no poco interés, gustan de convertirla en puro disparate. En carnaza para crédulos. En amonedado.
- Claro, y luego dicen que se le calumnia porque de lo que aseveran, si se lo pidieran, no pueden demostrar nada.
- Eso, señora mía. Pero de algún modo hay que defender los caudales y la buena vida. Tal es el honor que se gastan los de semejante cofradía.
- Fíjese, amigo Gaiferos, no había caído yo en que se pudiera levantar un falso testimonio de la verdad por dinero.
- Eso y mas, amiga mía...

Ya lo se, me falta chispa y resulto espeso. Natural, oigan, que escribo torcido como letra arábiga por causa de tres costillas fracturadas. Y yo no miento como los fantasiosos sujetos de los que vengo hablando...

Ah, si, la Justicia. Por lo que sea (¿qué será-seria?) desde chico me enseñaron que mejor es que te juzguen justos que no jueces. Lo creo y en ello sigo; lo cual no quiere decir que no respete las leyes, sobre todas aquellas que debiendo estarlo no están escritas: Falta, por ejemplo, una contra la ignorancia, la cual facultaría a los poderes públicos para mandar a parvularios y asimilados a los remamahuevos que, aun mediando buena voluntad e inopia mental y abandono, dan en creer en las conspicuas mentecateces de los impostores de los que vengo hablando.

Señores Censores, hay otros versillos que dicen:

He visto un burro volar,
Y una torre andar a gatas,
Y, en el medio de la mar,
Un lobo asando patatas
Para a la noche cenar.


Y les juro a ustedes que hay mas verdad en ellos que, por poner, en los objetos de critica de los enlaces que recomiendo y siguen:

<- Los vendedores de misterios, en la revista ‘Rolling Stone’

<- Del plagio de Troya al montaje lunar

<- La marca terrícola del anillo marciano de Benítez

<- El ‘Planeta encantado’ de Benítez vuelve a TVE

<- Silencio encantado

<- El momento estelar de ‘Planeta encantado’cuando Benítez sentó a Jesús en el Coliseo

<- “Los enigmas no deben ser desvelados”, concluye Benítez en ‘Planeta encantado’

<- Un estudio de animación vasco creó la base lunar de ‘Planeta encantado’ por encargo de Benítez

<- Un inexistente espía de la CIA reveló a Benítez el hallazgo de una base extraterrestre en la Luna

<- Benítez confunde Prehistoria con Historia y niega la escritura al Egipto de los faraones

<- A ‘Planeta encantado’ se le funden los plomos

<- Seres del espacio “dieron el primer aliento civilizador” a los bereberes


<- ‘IOI’: un anillo para engañarlos a todos y llenar de extraterrestres la Prehistoria


<- Los escépticos españoles se movilizan contra el ‘Planeta encantado’ de Benítez

<- Juan José Benítez, en busca del Arca perdida

<- La sábana santa: cuando tres laboratorios desmontan el invento de los vendedores de misterios

<- Colón fue el último en llegar a América

<- Jesús de Nazaret estuvo sentado en la grada del Coliseo romano antes de que se construyera


<- Las estatuas de la isla de Pascua se trasladaron hasta sus altares volando


<- El legado de los Picapiedra

<- Juan José Benítez desentierra piedras grabadas en Ica treinta años después

<- Benítez, el 11-S y los pseudoescépticos argentinos


Y ahora, puesto que he propuesto se azote en plaza publica a los farsantes a lo benítez, a cobrar de los Servicios Secretos del Condado de Treviño, a dar reposo a mis maltrechas costillas, a enlabiar blasfemias cuando la tosfumata me sobrevenga, a matar el tiempo como buenamente pueda y a reírme de mi mismo. Con dos cojones...

Don Gaiferos (el "don" es imprescindible)

Publicado por Don Gaiferos en 8:38 p. m. |  
Etiquetas: , , ,