viernes, julio 25, 2003

CRONICAS DEL AIRE II



Adiós rí­os, adiós fontes,
adiós regatos pequenos,
adiós vista dos meus ollos,
non sei cando nos veremos.
Miña terra, miña terra,
terra onde me eu criei,
hortiña que quero tanto,
figueiriñas que plantei.
Prados, ríos, arboredas,
pinares que move o vento,
paxariños piadores,
casiña do meu contento.
.....
Rosalia de Castro.


Una vez hube desayunado un zumo natural de limón, una rebanada de pan untada en aceite de oliva, a la que acompañé con dos tomates y un vaso de vino, un cuarto de sandia y un café, calcé las botas de siete leguas y, sin encomendarme ni Dios ni al diablo, subí a la sierra para colocar vasijas aforadoras en media docena de arroyos: esto para cuadrar las cuentas y averiguar la causa de cierta perdida de caudal observada. Hablo de agüita clara-clarita, por supuesto. Así­ las cosas, y observando someramente las rocas mientras zapateaba sudoroso trochas difí­ciles hasta para las cabras, he visto alguna que otra afloración musgosa de cobre, con su característico color (debido a la oxidación) verdeparduzco; sienita, que es una roca ornamental de estructura y aspecto análogo al del granito, del que difiere por la falta de cuarzo, y que esta compuesta esencialmente de ortosa, plagioclasa, biotita, angita u horblenda, o dos de estos silicatos ferromagnésicos. Vi también, aunque en menor cantidad, algunas calizas microcristalinas de coloraciones variadas, que son las que forman los alabastros y los mármoles y se usan, entre otras cosas, para esculpir sobre ellas.

Tengo que preguntar si hay alguna cantera en las proximidades. En caso afirmativo, y si ésta se encuentra a una distancia moderada, me pasare por ella para tener algo que contar. A juzgar por las afloraciones que he visto es más que probable que alguna haya: la pela es la pela aquí y en la China, y las rocas ornamentales de calidad tienen muy buen mercado.

Pero en esta entrega voy a escribir conciso sobre el agua. Sobre el agua que corre rumorosa y burlona de un lugar a otro.

En efecto, desde que el mundo es mundo y mucho antes de la aparición de la tos, entre los ríos, fuentes y aguas subterráneas existe una relación determinante: Las fuentes se nutren de las aguas subterráneas, y los rí­os no son sino un agregado permanente y seminal de fuentes y más fuentes, siendo el número y caudal de éstas lo que en parte determina su régimen normal.
-¿Y si llueve?
- Pues cojonudo, señora mí­a. Y no me pregunte nada más porque hoy me patinan las entendederas.
Al llegar a la superficie continental, es decir a tierra, el agua de lluvia se distribuye de tres maneras: una parte corre que se las pela por el suelo hacia los barrancos, los ríos y el mar en último extremo (Nuestras vidas son los ríos que van a dar al mar, etc); otra se evapora y regresa a la atmósfera, y otra, la que ha ingresado en el Servicio Secreto mediante un cursillo por correspondencia, se infiltra en el terreno y pasa a formar parte del agua subterránea, que cuando satura terrenos permeables forma las llamadas capas acuí­feras.

Los ríos -me da repelus poner tal perogrullada- son corrientes de agua procedente de las fuentes, de la lluvia que pendonea por las pendientes y de la que resulta de la fusión de las nieves y hielos de las montañas. El régimen hidrográfico de un río viene dado por la forma y longitud de su cauce, la extensión y naturaleza de su cuenca y la cantidad de lluvia caí­da en toda ésta; la forma nos es proporcionada por el perfil transversal del cauce, sirviéndonos el longitudinal para conocer las caracterí­sticas de la corriente fluvial y la pendiente, es decir la relación entre la longitud total y la diferencia de altura entre la desembocadura y el origen del rí­o. Con estos datos a mano podemos calcular su caudal medio, en caso de que conozcamos la velocidad media de sus aguas, pues la cantidad de agua que corre por un río es igual a la sección del cauce multiplicada por la velocidad del agua.

Como es fácil de ver, en el régimen hidrográfico de los ríos influye el clima, la orografía del terreno, su naturaleza y muy especialmente la alimentación. Cuando esta teta nutricia está constituida por fuentes mayormente, el régimen será más discontinuo si el flujo procede de capas freáticas que de capas profundas. Los rí­os alimentados casi exclusivamente por fuentes son rarísimos. Además, como el agua de las fuentes procede de la lluvia, es más sensato dividir el régimen de alimentación en: por nieves, nieves y lluvias, lluvias sólo. Evidentemente todos los ríos de largo curso cuentan con una alimentación mixta, siendo estos los de régimen más regular, ya que la falta de alimentación en invierno por las nieves es compensada por la mayor cantidad de lluvia y menor evaporación, y la sequía del estí­o viene a ser compensada por el caudal que de la montaña enví­an las nieves y glaciares en su proceso de deshielo.

Por ultimo: El agua es la flor de la paciencia, lima tenuisima o basta, según le de, que corroe todo sobre lo que constantemente corre con la seguridad que le dan los siglos. El agua es el puto disolvente universal, el agente geológico por excelencia; las formas topográficas, las erosiones más importantes y los nuevos terrenos se forman casi exclusivamente por la acción machacona y universal de este agente.



Algo tendrá cuando la bendicen y cae del cielo.

Son varias ya las ocasiones en que os he dirigido a webs que, fundamentalmente, tratan sobre el agua..., liquido elemento que afortunadamente sigue corriendo por nuestro planeta, y, a lo que se ve, por el entramado laberintico de mi menguado cerebro. El trabajo al que ahora os envío, formulado como los viejos textos de filosofía a modo de preguntas y respuestas es, sin embargo, mucho más original y completo que los demás. Legible y bien conformado como pocos en su especie, se afianza por si mismo y, poco a poco, nos va llevando, sin que apenas lo advirtamos, desde lo molecular y lo que a nuestra propia "estatura" corresponde hasta las mismas fronteras de la actividad cientí­fica.

He aquí esas preguntas de aparente simplicidad de las que os hablo:

Termodinámica del agua. & ¿Qué es la Termodinámica del agua?. & ¿Qué es más importante, la Termodinámica del agua, la del aire, o la del fuego?. & ¿Qué es la Termodinámica? & ¿Qué es el agua?. & ¿Cómo es que hay tanta agua en el mundo?. & ¿Qué es en teorí­a el agua?. & ¿Cuál es la estructura del H2O?. & ¿Para qué sirve la Termodinámica del agua?. & ¿Hay agua en otros planetas?. & ¿Dónde llueve más, cómo y cuánto?. & ¿Por qué aparece el rocío en las hojas y los automóviles y no en los tallos o el pavimento?. & ¿Cómo varían la temperatura y la salinidad con la profundidad en el océano?. & ¿Cómo congela el mar, un rí­o, un cubito de agua (de mar)? & ¿La nieve es pegajosa (hacer bolas de nieve) o resbaladiza (esquiar)?. & ¿Qué sustancias no acuosas se presentan en estado líquido en la Naturaleza?. & ¿Cuáles son las propiedades térmicas del agua dulce (y del agua de mar)?. & ¿A qué temperatura hierve el agua?. & ¿Por qué dura tan poco la cocción en una olla a presión?, ¿está más caliente que un horno?. & ¿Por qué se tarda tanto en secarse las manos con aire?. & ¿Por qué el agua del tiempo parece estar más fría que el ambiente?. > ¿Qué es el cambio climático y por qué preocupa?. & ¿Es importante la termodinámica del agua en el cambio climático?. & ¿Qué es el efecto invernadero?. & ¿Qué es la desertización?. & ¿Resumen?. & Referencias.

TERMODINÁMICA DEL AGUA, por Isidoro Martinez.

El agua es el fluido vital por excelencia, como se comenta más adelante, aunque en el Génesis parece que el hombre fue hecho de barro (tierra) y una mezcla de aire y fuego (el soplo divino). El fuego ha sido la fuerza motriz de la Termodinámica (el mayor hito fue el trabajo teórico de Carnot de 1824 "Sobre la potencia motriz del fuego"), pero para desarrollarla ha interesado siempre trabajar con fluidos altamente compresibles, por lo que las sustancias de trabajo más comunes en Termodinámica son el aire y el vapor de agua. En el ámbito personal del individuo puede suponerse que el 'fuego' que necesita es el alimento, y así cabría preguntarse qué necesitamos más: agua, aire o alimento. En media, una persona adulta necesita cada dí­a 4 kg de aire, 3 kg de agua y menos de 1 kg de alimento sólido (comida); apenas puede aguantar un par de minutos sin respirar, un par de dí­as sin beber, pero puede aguantar un mes sin comer. Por cierto, el alimento y el aire (el combustible y el aire en los motores) proporcionan la energía para vivir (funcionar), pero ¿para qué necesitamos beber tanta agua?, de hecho, existen animales que no ingieren nada de agua (aunque la generan en su interior por combinación de los átomos de hidrógeno en el alimento con los de oxígeno del aire). Y es que la Termodinámica no es sólo la ciencia de la energía térmica, sino la de todos los procesos térmicos, como se explica más adelante...


Finito. Mañana estoy invitado a la inauguración de una exposición sobre equipamiento naval antes del vapor, o algo por el estilo, así­ que ahorita mismo cogere el troncomovil y pondré rumbo hacia la capital de la Republica. Jatav y tres de sus coloristas y diminutas hijas me acompañarán. Os mantendré al corriente.


Venga, a cuidarse y ojo al parche. Y el que se porte mal castigado en casa sin salir ni leches. Salud.
Publicado por Don Gaiferos en 8:12 p. m. |  
Etiquetas: