martes, junio 10, 2003

Canto y Sopa Boba.

Canto y Sopa Boba.

Nunca he visto a un burro volar; ni a una torre andar a gatas; ni en el medio de la mar, a un lobo asar patatas para en la noche cenar. Jamás lo he visto; ni siquiera asomándome a lo inverosímil a través de ese ojo de buey, quimérico y báquico, que es el culo de una botella de vino (Desde que don Noé, agricultor y maestro bodeguero, plantó una viña, bebió del producto de ella, amarró un pedo más que mediano y bailó en coritos a la luz de la luna, el vino ha sido tratado a lo largo de la historia como si su naturaleza no fuese única, sino dual: Homero, en la Odisea, lo tenía por un lado como indudable fuente de alegría, y por otro como estimulo de vanidades y revelador de lo que más convendría callar. El cordobés Séneca, nuestro "seco" Séneca, que en muchas páginas de su obra presenta los oscuros caminos de la embriaguez, dice de él en otra parte "que lava inquietudes, enjuga el alma hasta el fondo y entre otras virtudes asegura la curación de la tristeza"...) Lo que si afirmo haber visto, en más de un solemne acto académico al que de rondón me he colado, es a laureados hombres de ciencia y letras, bizquear corridos de vergüenza por no saber -o recordar - la antañona letrilla de Gaideamus Igitur, ese himno tradicional que acompaña a todo acto conspicuo de la vidilla académica, nacido en el siglo XIII, en el viejo estudio de Palencia, luego (aproxi. 1260) Universidad de Valladolid, y con el tiempo extendido a todo el "Orbe" culto de Europa y América.

Lo cual que velando por vuestra dignidad y buen nombre, y a fin de que la ignorancia no os sonroje (ni tengáis que simular dotes de cantor afónico mientras os miráis embobados las repulidas puntas de los zapatos) si algún día os veis en el brete de tener que asistir, inexorablemente, a uno de estos floridos actos de toga y birrete, aquí os pongo el citado himno, tan lejano en el tiempo... pero a la vez tan próximo.

La traducción en cursiva.

1.- Gaudeamus igitur
iuvenes dum sumus,
post iucundam iuventutem,
post molestam senectutem,
nos habebit humus.

1.- ¡Alegrémonos
mientras somos jóvenes!,
que después de la alegre juventud
y de la achacosa vejez,
nos va a llevar la tierra.


2.- Vivant omnes virgines,
graciles, formosae,
vivant et mulieres,
tenerae, amabiles,
bonae, laboriosae.

2.- Vivan las doncellas
gráciles y hermosas,
vivan las dueñas,
solícitas, cordiales,
laboriosas y amables.


3.- Vita nostra brevis est,
brevi finietur.
Venit mors velociter,
rapit nos atrociter,
nemini parcetur.

3.- ¡Cuan breve es nuestra vida!;
se acaba prontamente;
qué presto viene la muerte,
nos lleva y nos arrebata,
sin perdonar a nadie.


4.- Vivat academica,
vivant Professores!
vivat membrum quodlibet,
vivant membra quaelibet,
omnes sint in flore.

4.- ¡Viva la Universidad,
vivan los maestros!,
viva cada uno,
vivan todos unidos,
y sean todos de lauro coronados.


5.- Ubi sunt qui ante nos
in mundo fuere?
Vadite ad superos,
transite ad inferos,
ubi jam fuere.

5.- ¿ Dónde están
los que en el mundo vivieron?
Subid a los cielos,
bajad a los infiernos:
allí los vereis.


6.- Vivat nostra societas,
vivant studiosi,
crescat una veritas,
floreat fraternitan,
patriae prosperitas.

6.- ¡Viva nuestro gremio,
vivan los estudiosos!;
crezca nuestra gran verdad,
florezca la hermandad,
y prospere nuestra tierra.


7.- Vivat et res publica,
et qui illam regit;
vivat nostra cevitas;
Maecenatum charitas,
quae nos hic protegit.

7.- Viva la Patria
y quien la acaudilla,
viva nuestra ciudad
y los generosos mecenas
que nos sostienen aquí.


8.- Pereat tristitia,
pereant osores
pereant diabolus,
quivis antiburschius,
atque irrissores.

8.- Perezca la tristeza,
mueran los envidiosos,
perezcan con el diablo
todos los caducos
y todos los criticones.



Y ahora, amig@s, a cantar todos.
Publicado por Don Gaiferos en 8:00 p. m. |  
Etiquetas: